Pierluisi A Presidir el PNP

Pedro Pierluisi: “Puedo enfrentar lo que sea”- VÍDEO

 (tonito.zayas@gfrmedia.com)

sábado, 8 de diciembre de 2012    Maritza Díaz Alcaide / maritza.diaz@primerahora.com

La vida de Pedro Pierluisi cambiará, y mucho, si se convierte como él desea en el sucesor de Luis Fortuño al frente del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Pierluisi quiere tres sombreros que lo convertirían en líder máximo del PNP: el de fiscalizador del gobierno de Alejandro García Padilla, el de presidente del partido y el de propulsor de la estadidad.

Eso, sumado a su labor como comisionado residente en Washington, es un reto mayúsculo, por lo que se propone permanecer en la Isla más tiempo que en los pasados cuatro años de representante de Puerto Rico en la capital federal.

Casa en la Isla tiene porque siempre mantuvo en San Juan el que considera su hogar, por lo tanto, eso no es problema.

Sus hijos ya son adultos “y están encaminados en la vida”. Solo le queda en la universidad, en la Florida, su hijo menor, y él y su esposa viven actualmente con dos “perritos”.

Más acá que allá

En una extensa entrevista con Primera Hora, Pierluisi dijo que su intención es viajar a Washington cuando haya sesión en el Congreso y regresar a Puerto Rico tan pronto culminen esos trabajos.

“Habrá veces que tendré que viajar (a Washington) por razones políticas, pero también lo voy a limitar”, confió.

Si de hecho logra la presidencia del PNP, el comisionado residente va a recorrer la Isla palmo a palmo y ese cambio de agenda, aunque fuerte, asegura que podrá acometerlo “ sin dificultades”.

“Realmente, para nosotros (para él y su esposa), no es un cambio mayor; salvo que mi vida será todavía más intensa. Conlleva un sacrificio…. más tiempo fuera de la casa…”, dijo.

Si usted hubiese sido menos fiel a Luis Fortuño, quizás hoy sería el gobernador electo de Puerto Rico. ¿Por qué no atrevió a postularse?

No es cuestión de atreverse. Yo soy muy leal y él fue el que me pidió que entrara a la política electoral, y lo hice. Yo quise estar a su lado, mientras él estaba en carrera.

Pero él no le fue, como usted, tan fiel a Pedro Rosselló…

¿Quién?

Fortuño…

Yo no estuve en esas circunstancias… Yo no puedo juzgar. Creo que lo que ocurrió es que en su momento él quiso aspirar… Pero mis circunstancias son otras.

“Yo tuve conversaciones con Fortuño en las que discutíamos qué era lo que más le convenía a Puerto Rico y al partido. En todo momento le dije que si él tomaba la decisión de aspirar a la reelección, yo lo iba a apoyar…”

“A mí me dolió el resultado de las elecciones. No tanto como a él, pero obviamente me dolió… Yo no estaba celebrando el día de las elecciones…”.

¿Su carácter siempre es así, tan afable, tan mesurado o esa es solo la cara que conoce la prensa?

No, yo tengo mi genio… Hay veces que digo malas palabras y me molesto, pero se me quita. No me quedo con rencores por dentro. Yo soy extrovertido, yo sacó para afuera lo que pienso, lo que siento. Y, en cierta medida, pienso que eso me ayuda a tener la estabilidad emocional que siempre he tenido. Yo exteriorizo mis sentimientos, no los reprimo… Con la prensa, trato de controlarme.

¿Qué le da coraje? ¿Qué lo saca de quicio?

Yo puedo ser impaciente, y soy bien exigente conmigo mismo y con los que me rodean. Nadie que me rodee a mí trabaja más que yo… Me molesta la falta de competencia, la incapacidad y la dejadez. No dejo para mañana lo que puedo hacer hoy…

 

 

¿Está preparado para que lo ataquen? Los comisionados residentes en Washington, como los secretarios de DACO, ocupan puestos que no crean mucha controversia y por eso mucha gente los quiere…

Estoy preparado para lo que pueda venir. Yo fui secretario de Justicia bien joven, a los 33 años, y esa fue una silla caliente. Le metí el frente a eso y salí bien. También he tenido pruebas fuertes en mi vida y las he superado… Tuve un divorcio y eso fue bien difícil, y mis hijos están todos bien. Yo mantuve una buena relación con su madre.

“También perdí un hermano (asesinado)… He tenido experiencias fuertes, traumáticas y eso me ha curtido; eso me da a mí la estabilidad emocional, la paz espiritual para enfrentar lo que sea”.

¿Cómo se mantiene tan joven?

Pierluisi, que tiene 53 años y es abuelo de un niño de dos, dijo que el look juvenil se lo debe primero a la genética, ya que su papá y su mamá “se conservan”, y a que también ha hecho ejercicios toda la vida.

Corre bicicleta y, en Washington, visita un gimnasio donde hace “un poco de pesas”.

El ejercicio, dice con evidente gozo, es lo que le permite “comer mucho”.

¿Qué come?

“De todo. No hay nada como un arrocito con habichuelitas rosadas guisadas. ¡Ave María, qué rico!”, dice el funcionario del PNP de mayor jerarquía, que logró prevalecer en las elecciones de noviembre. El estadista señala además que los tostones boricuas son su debilidad.

Pierluisi se ríe cuando se le pregunta si, para eso de lucir joven, ha recurrido a cremas cosméticas.

“No, no uso cremas, pero voy comenzarlas a usar para quitarme las manchas de sol que me salieron durante la campaña”, dice quien está seguro de convertirse en el próximo presidente del Partido Nuevo Progresista y quien no descarta encabezar la papeleta del PNP en las elecciones de 2016.

Durante la entrevista, Pierluisi también se reveló como un lector ávido.

“Siempre estoy leyendo… principalmente en los aviones”, dijo.

El líder novoprogresista sostuvo que el último libro que leyó fue Memoria, de Rosario Ferré, y que a él le atraen los libros “que tienen algo de historia”.

Otros autores de su preferencia son Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez y, en inglés, Ernest Hemingway.

Ahora mismo está leyendo un libro de Loreta Phelps de Córdova sobre el ex comisionado residente en Washington Félix Córdova Dávila.

Mirando atrás, mucho más atrás, el ex secretario de Justicia de la administración de Pedro Rosselló también remomoró sus años de adolescente, de jovencito “playero”.

“Hippie no, playero”, aclara, y luego con su tono de voz profundo recuerda que entonces tenía “como un afro” y era flaco, bien flaco.

¿A qué le da gracias Pedro Pierluisi?

De cara al futuro, lo que pido es fortaleza para enfrentar lo que venga.

2 de diciembre de 2012

Pierluisi quiere presidir el PNP

El comisionado mira hacia La Fortaleza para el 2016

Pedro Pierluisi (ARCHIVO)

Por José A. Delgado /jdelgado@elnuevodia.com

WASHINGTON – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, considera que asumir la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP) temprano en 2013 potenciará sus esfuerzos en el Congreso a favor de la estadidad.

“La presidencia del partido me daría otra carta importante a la hora de defender la estadidad”, dijo Pierluisi, en entrevista antes de que la Casa Blanca reiterara el compromiso del presidente Barack Obama de impulsar un procedimiento federal que resuelva el debate sobre el status político de la Isla.

Tan pronto el saliente gobernador, Luis Fortuño, entregue la dirección del PNP, lo que puede ocurrir el próximo día 15, Pierluisi buscará encabezar su colectividad, tarea que coincidiría con las presiones a favor de que el Gobierno federal responda a los resultados del plebiscito de status.

“El gobernador va a regresar a la vida privada. Si decide radicarse fuera de Puerto Rico es de esperarse que deje la presidencia del partido. Cuando eso ocurra, ya todos saben que voy a aspirar a la presidencia. No quiero delegar en nadie la reestructuración del partido”.

 

¿Por qué no se escucha a líderes importantes del PNP apoyándole públicamente para la presidencia?

“El gobernador todavía es el presidente del partido. La posición no ha quedado vacante, pero he conversado con la mayoría de los alcaldes y presidentes de comités municipales. Casi todos ven con buenos ojos lo que estoy haciendo. Los menos, han expresado preocupación de que me vaya a exponer antes de tiempo a críticas y ataques”.

¿Antes de tiempo? ¿Dan por sentado que usted aspirará en 2016 a La Fortaleza?

“Esa decisión yo no la he tomado ni la debo tomar ahora. La ley dispone que la radicación de candidaturas es en agosto del año antes de las elecciones. ¿Cuando debo tomar esa decisión? En el verano de 2015. Si en ese momento dado soy la persona en las filas del PNP que más probabilidades de éxito tiene de lograr la gobernación, voy a dar un paso al frente. De aquí a allá muchas cosas puedan pasar. Contrario a las reservas que algunos puedan tener, quiero hacer el sacrificio por el partido, para adelantar la causa de la estadidad, reestructurar el partido. No quiero delegar ese trabajo en nadie”.

¿No cree entonces que le conviene retrasar su posible asunción a la presidencia del PNP?

“Tomé mi decisión. Por el resultado electoral, no hay alternativas. Eso es lo que el pueblo espera de mí. Se vería mal si no doy un paso al frente”.

¿Prevé enfrentarse a Thomas Rivera Schatz?

“Queda por verse, pero mi decisión no va a cambiar. Mi decisión no depende de quién más pueda aspirar, de propuestas de crear una junta o tener un interino, un expresidente. Pueden inventarse lo que quieran que mi decisión ya está tomada. Lo que le conviene al PNP y a Puerto Rico es que dé un paso al frente ahora”.

¿Se afectará su trabajo en Washington?

“Nunca le he rehuido a responsabilidades y retos. Estoy seguro que puedo hacer las dos cosas, en su momento Aníbal Acevedo Vilá lo hizo”.

Pero, Acevedo Vilá fue presidente del PPD en el último año y medio y el PNP lo acusó de pasarse más tiempo en Puerto Rico que en Washington.

“Voy a llegar aquí cada vez que el Congreso abra sesión y regresaré a Puerto Rico cada vez que cierre trabajos. Voy a cumplir con mi responsabilidad en el Congreso”.

Si quiere potenciar la posibilidad de la estadidad. ¿Por qué no reclamar la admisión como estado, como exigen algunos en el PNP?

“Se puede hacer, no se ha descartado. Lo que he dicho es que estoy en un proceso de auscultar la posición de Casa Blanca, del liderato, de los demócratas y tengo a otras personas auscultando al liderato republicano. Estoy tratando de buscar apoyo bipartidista para un proyecto de ley, porque si no lo tenemos está natimuerto”.

¿Habló con el presidente del Comité de Recursos Naturales (con jurisdicción en el tema del status), el republicano Doc Hastings?

“Entiendo que han habido conversaciones con (el portavoz de la mayoría republicana), Eric Cantor. No me consta, pero por lo que me han dicho (Cantor) tiene un interés genuino en el tema del status y está evaluando los resultados del plebiscito y las alternativas que pueda tener el Congreso para responder a la expresión de nuestro pueblo”.

¿Si la Casa Blanca propone incluir el ELA territorial en un proyecto de plebiscito, lo apoyaría? ¿Significaría que el referéndum de noviembre no sirvió para nada?

“Ese referéndum ya quedó ahí para la historia. Hay dos mensajes claros: la mayoría del pueblo de Puerto Rico rechaza el status actual de la Isla, y escoge la estadidad entre las tres opciones (de futuro) que tenemos”.

Bajo esa interpretación, entonces el PNP no aceptará un plebiscito federal en el que el ELA territorial sea una alternativa de status.

“Si la Casa Blanca o cualquier miembro del Congreso incluye el status actual, tendría que justificarlo. No es cuestión de aceptar o no. No se puede boicotear, hay que participar”.

A todo vapor el movimiento estadista

um10318

A todo vapor el movimiento estadista
Fortaleza incluirá resultado del plebiscito en la Extraordinaria

Yamilet Millán Rodríguez y Alana Álvarez
EL VOCERO
La Fortaleza redacta a todo vapor el borrador de una Resolución Concurrente sobre el estatus que someterán para aprobación en la próxima sesión extraordinaria pautada para la semana entrante, según fuentes de EL VOCERO.

Con esa acción, el Partido Nuevo Progresista (PNP) persigue que los resultados del pasado plebiscito sean respetados y que se tome acción en el Congreso. Tanto el gobernador Luis Fortuño como el comisionado residente en Washington, D.C., Pedro Pierluisi, trabajan a esos fines.

En la Exposición de Motivos del más reciente borrador –en poder de este diario– se le solicita al presidente Barack Obama y al Congreso “responder efectiva y diligentemente a los reclamos del Pueblo de Puerto Rico para cambiar la relación político territorial actual y a favor de que se inicie un proceso dirigido a lograr la inclusión de Puerto Rico como estado de la Unión”.

El borrador plantea que Washington tiene una obligación moral con Puerto Rico y por ello se hace un llamado de conciencia para que se actúe sobre los resultados que rechazaron el territorio actual con un 54 por ciento (%) de los votos y avalaron la Estadidad por 61%.

“Hay mucho entusiasmo tras las declaraciones de la Casa Blanca”, reiteró otra fuente de este rotativo, que aseguró que ahora hay mucho ánimo en el PNP luego de que Casa Blanca emitiera declaraciones sobre el plebiscito, que apuntan a que intercederán por los resultados del pasado 6 de noviembre.

La sesión extraordinaria fue cambiada para el 10 de diciembre y –según el senador PNP, Larry Seilhamer– se hizo para que Fortuño pudiese evaluar y decidir qué medidas y proyectos adicionales serían incluidos.

Proyecto en el Congreso
Los movimientos en Washington van a paso acelerado. Por su parte, Pierluisi dijo ayer a EL VOCERO que el proyecto de ley para la celebración de un plebiscito federal debe presentarse “temprano” en el Congreso, que inicia el 3 de enero.

“Mientras más temprano se radique el proyecto de ley más probabilidades de éxito tiene que se tramite y se lleve a votación”, expresó Pierluisi, quien sostuvo que actualmente se reúne con el liderato congresional para generar legislación con apoyo bipartidista. Indicó que una de las opciones es un proyecto de ley que ofrezca estadidad para Puerto Rico bajo términos y condiciones establecidos y solicite un referéndum en la Isla para refrendarla.

Otra opción –explicó Pierluisi– es que se le ofrezcan a Puerto Rico varias alternativas de cambio como la Estadidad, Libre Asociación y la Independencia. Cada una debe definir lo que conlleva y que sea el Pueblo quien escoja entre esas opciones.

“Una tercera opción sería que el Congreso diga que quiere un plebiscito de Estadidad ‘sí’ o ‘no’, y la que a mí menos me agrada sería una que pida que el Pueblo se exprese en cuanto a todas las opciones incluyendo al estatus actual”, indicó Pierluisi.

Según el Comisionado Residente, si se incluye el Estado Libre Asociado en el posible proyecto sería hacer caso omiso a lo que Puerto Rico pidió en el plebiscito el 6 de noviembre. “El Pueblo decidió y no veo porque se debe incluir el estatus actual en cualquier otro plebiscito en el futuro”, concluyó Pierluisi.

Si Luis G. Fortuno no resultara reelecto y decidiera dejar la Presidencia del PNP:

El PNP necesitara un Presidente serio y unificador. El que se pueda quemar es un riesgo natural a cualquier líder. El que UNA y haya favorecido en las elecciones debe ser.
Hay diez candidatos a Presidir al PNP, y se se posterga la selección aumentaran a 20 con el PPD promoviendo la desunión, y hasta dictando lo que se va a hacer. La historia del PNP es clara, hace falta un líder unificador, serio, inclusivo y que haya sido favorecido electoralmente. Eso de el Líder era Miguel Ángel García Méndez y el Hombre don Luis A. Ferre nunca ha funcionado en el PNP.
En el PNP hace falta un líder trabajador, unificador, organizador, serio, ejemplarizador, inclusivo que haya sido favorecido electoralmente

Listo para presidir el PNP

19 de noviembre de 2012 – PolíticaPuerto Rico – 

No habló sobre aspiraciones a la gobernación

EL VOCERO / Archivo

El comisionado residente Pedro Pierluisi afirmó que estará disponible para dirigir las riendas del Partido Nuevo Progresista (PNP) tan pronto el actual presidente de la colectividad, Luis Fortuño, deje cargo.

“Yo estaría disponible el día que Luis Fortuño deje el día de la presidencia”, indicó el funcionario en entrevista con NotiUno. Sostuvo que sus 53 años nunca había rehuido a “retos ni ninguna responsabilidad”.

Asimismo, destacó que es el funcionario electo en la posición de más alto rango en el PNP.

Indicó que tiene responsabilidades como fiscalizar al gobierno entrante, echar para adelante tema de estadidad y mantener al PNP sólido, “con o sin titulo”.

Sobre Fortuño, indicó que entendía que regresará a la vida privada una vez culmine su término como gobernador.

“Mi impresión es que el regresará a la vida privada pero eso es una decisión personal. Se que siempre va a estar ligado a nuestro partido, al ideal de la estadidad, ha sido muy activista pero va a estar en la vida privada”, dijo.

Envía tus fotos a bufetefrgonzalez@gmail.com

Al ser abordado sobre una posible aspiración del líder senatorial Thomas Rivera Schatz a la presidencia del partido, dijo que “cualquiera tiene derecho a aspirar”. Recalcó que mantienen una buena relación, y que ya él se ganó el liderato en el partido.

De otra parte, indicó que es muy pronto para hablar sobre sus aspiraciones futuras. “El mejor candidato va a prevalecer (como candidato a la gobernación)…el que tenga las mejores credenciales”, finalizó.

Sola con propuesta sobre presidencia PNP

27 de noviembre de 2012 – PolíticaPuerto Rico – 

Ausente el apoyo a propuesta de Charbonier a que líder de la Palma no aspire a la gobernación

EL VOCERO / Archivo / Alvin J. Báez
  • Aunque reconoce el derecho de expresión de sus correligionarios, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, reafirmó que aspirará a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Los que han estado pendientes de los medios de comunicación en días recientes saben que yo ya he tomado la decisión de aspirar a la presidencia de mi partido tan pronto el gobernador Fortuño decida desocupar la silla”, afirmó Pierluisi.

De esta forma, el exsecretario de Justicia reaccionó a la propuesta de la representante electa, María Milagros Charbonier, quien propuso que la persona que asuma la dirección de la colectividad no debe aspirar a la gobernación en el 2016.

“Como he dicho y repito, entiendo que ante el resultado de las pasadas elecciones es mi responsabilidad, no solo ejercer mi cargo en Washington, sino también ocuparme de fiscalizar responsablemente a la administración entrante, liderar la lucha para lograr la Estadidad y cerciorarme de que el partido esté debidamente organizado y motivado. Y es que yo sé que el Pueblo espera eso de mí”, apuntó.

Mientras, el comisionado electoral de la Palma, Edwin Mundo, opinó que la sugerencia de Charbonier “no funciona”.

“Un presidente sin poder, nadie lo respeta. Eso no funciona. En Estados Unidos sí, pero no en Puerto Rico. La gente le gusta tener el poder, ser el líder que corra el kiosco. No ha funcionado antes y no va a funcionar ahora”, acotó Mundo.

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

You must be logged in to post a comment Login