Arremete Cox Alomar contra el gobierno de García Padilla

NR – Cox está repitiendo lo que los populares están diciendo en todas las esquinas. Los empresarios saben que no podran iniciar proyectos con el Destructor de Empleos Tito Kayak autorizado a seguir destruyendo sus proyectos.
21 de marzo de 2013

Arremete Cox Alomar contra el gobierno de García Padilla

Alega la administración no toma decisiones contundentes

El abogado entiende que el pueblo debe manifestarse y reclamarle al Gobierno una política económica de justicia para todos los sectores. (Archivo)


Por ELNUEVODIA.COM

El excandidato popular a comisionado residente Rafael Cox Alomar arremetió esta mañana contra la administración de Alejandro García Padilla, quien fuera su compañero de papeleta en las pasadas elecciones, y urgió al pueblo a manifestarse y a exigirle el cumplimiento de las promesas de campaña.

Según Cox Alomar, el gobierno de García Padilla no toma decisiones contundentes y “dice una cosa hoy y otra cosa mañana”. Mencionó como ejemplo lo ocurrido con la privatización del aeropuerto, las tarifas de agua y luz, la reforma legislativa, el Sistema de Retiro, las leyes de cabotaje y la sección 933.

“Yo batallé de campaña a campaña para que este gobierno resultara electo y existen unas áreas con las que estoy de acuerdo con esta administración de mi partido y existen otras áreas en las que no estoy de acuerdo”, expresó el exlíder popular en entrevista con Wapa Radio 680.AGP-Rey del Truco

“Me parece que el gobierno está actuando demasiado lento, y en la toma de determinaciones, el gobierno no está impartiendo dirección. Se hacen planteamientos públicos, pero no se le explica al país con profundidad la naturaleza de las decisiones que se toman. No se toman decisiones contundentes, se hacen planteamientos someros y generales, pero no se ejecuta, se dice una cosa hoy y otra cosa mañana”, agregó.

Por esto, el abogado entiende que el pueblo debe manifestarse y reclamarle al Gobierno una política económica de justicia para todos los sectores. “Tiene que hacer una voluntad para lanzarse a las calles y hacer unos reclamos al gobierno, y eso significa que para resolver la crisis no podemos permitir que solo los pensionados paguen los platos rotos”, puntualizó Cox refiriéndose a las medidas propuestas para lidiar con la crisis del Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno y la Judicatura.

“Los sectores se tienen que tirar a la calle, todos los sectores se tienen que unir, y también tiene que haber un movimiento en las calles donde los distintos sectores tengan la posibilidad de expresar sus opiniones y se les escuche y se les respete. Se tienen que tirar a la calle a exigirle al Gobierno, por el cual yo luché y batallé, para que se articule una política económica de justicia para todos los sectores. No puede ser solamente que el que está chavao pague los platos rotos”, enfatizó.

Aunque García Padilla prevaleció en la contienda por la gobernación, Cox Alomar sucumbió ante el candidato novoprogresista a la comisaría residente, Pedro Pierluisi, quien ahora preside el Partido Nuevo Progresista (PNP).

“El Gobierno de Puerto Rico es hora de que engrane. Este gobierno por el cual yo luché de campaña a campaña tiene que ponerse los pantalones largos, tiene que engranar, tiene que coordinar. El Ejecutivo tiene que comenzar a engranar con su Legislativo y comenzar a cumplir con las promesas que se le hizo al País, entre ellas la reforma legislativa, la lucha en contra del crimen, el sistema de detección de disparos”, señaló.

*****************************

21 de marzo de 2013

Bhatia y Perelló responden a los ataques de Cox Alomar

El derrotado candidato a comisionado residente criticó a la administración de García Padilla

Cox Alomar sugirió que no hay buenas relaciones y falta de comunicación entre Bhatia y Perelló.(Archivo)

Por Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com

Al intentar disipar los nubarrones que han puesto en entredicho la labor legislativa, los presidentes camerales anticiparon temprano esta tarde que los proyectos de cambios en el Sistema de Retiro del Estado Libre Asociado no modificarían la aportación al plan médico de los pensionados.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, fue categórico al asegurar que “la aportación al plan médico va completa” y reconfirmó enmiendas diversas al texto original del proyecto sometido por el gobernador Alejandro García Padilla a las cámaras.

Sin embargo, el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, sostuvo que los ajustes en las medidas administrativas para salvar el Sistema de Retiro son producto de un “trabajo refinado” teniendo en cuenta los reclamos de los diversos grupos y serían aprobadas, a su juicio, sin problemas mayores entre hoy jueves y mañana, viernes.

“Van a cambiar algunas de las propuestas originales, escuchando todos los sectores para que sea dinero real (el generado) y estos proyectos serán aprobados sin ningún problema en Cámara y Senado”, recalcó Perelló

Además del tema sobre la aportación al plan médico, que “va completa”, Perelló aseguró que “hay otras áreas sobre edad de retiro en las que estamos llegando a un consenso” en conversación con La Fortaleza, el Banco Gubernamental de Fomento.

Sobre el neurálgico tema de las tragamonedas, Perelló dijo en improvisada conferencia de prensa cerca de la Rotonda del Capitolio que las enmiendas serán para que se pueda garantizar que no se afecten los recaudos que recibe el pueblo de Puerto Rico a través de los casinos en los hoteles”.

La legislación procurará “que se tengan las herramientas para aumentar esos recaudos y que esos recaudos (nuevos) vayan dirigidos y garantizados al Fondo del Retiro”, puntualizó Perelló.

De acuerdo con Bhatia y Perelló, los proyectos relacionados al Retiro se considerarían de forma conjunta. El Presidente de la Cámara, mientras, estimó que esas medidas generarían unos $200 millones.

Insistió que los cambios “en las áreas que más preocupan a los pensionados, principalmente la edad del retiro y lo que tiene que ver con la aportación del plan médico”, se han trabajado con la mayor cautela para alcanzar un término medio de consenso, a su juicio, prácticamente ya cuajado.

Las declaraciones de Bhatia y Perelló a los periodistas surgieron después de un homenaje póstumo a Arturo Morales Carrión en el que el Presidente de la Cámara resaltó la importancia de la voluntad política y de conocer quiénes somos como pueblo, así como las metas claras por alcanzar.

En el homenaje, siguiendo la obra de Morales Carrión, Bhatia aludió a la importancia de combatir la pobreza y fomentar la justicia social, poco antes de inaugurar una exposición que resume la obra del humanista, con motivo de la presentación de un libro sobre su vida.

“Don Arturo (Morales Carrión) fue un pensador y hombre de acción en la política de su país y de América. Propulsó un desarrollo autonómico mayor para Puerto Rico basado en el respeto pleno a la libre determinación de nuestro pueblo y como parte de las vinculaciones, legales, estratégicas y afectivas con Estados Unidos”, sostuvo el profesor de la Universidad Interamericana, Héctor Luis Acevedo.

Durante el evento asistieron familiares de Morales Carrión, quien bajo el gobierno de Luis Muñoz Marín organizó el Departamento de Estado de Puerto Rico, así como un programa de intercambio de cooperación educativa y cultural con América Latina, clave para el desarrollo del país a mediados del pasado siglo.

Bronca con Cox por apuntar la desorganización que todos ven en gobierno AGP

Por: CyberNews
Publicado: 21/03/2013 08:37 pm

El licenciado Rafael Cox Alomar respondió a las críticas lanzadas por algunos líderes de su partido, quienes a su vez reaccionaron a declaraciones suyas emitidas durante la mañana del jueves.

Rafael Cox Alomar y Alejandro García Padilla en mejores tiempos. (Josian Bruno/NotiCel)

“Lo que dije en la mañana de hoy es lo que dice la gente de la calle, los electores que votaron por nosotros y los que no también.  Es la percepción general que hace falta más coordinación entre las ramas. Hay que ser firmes en cumplir las promesas realizadas. Y sólo les ilustro un ejemplo: la privatización del aeropuerto”, detalló el abogado.

“Yo siempre estoy y estaré listo para servirle al país, con posiciones oficiales y sin ellas también. Yo le pido al liderato popular, que son mis amigos, con los que puedo discrepar, pero siempre apreciar, es que apliquen la disciplina de la autocrítica. Lo que estamos viviendo hoy es una situación salvable, pero las críticas que se hacen de buena fe, no se pueden asimilar como ataques” señaló Alomar en comunicado de prensa.

Recientemente varios líderes políticos del Partido Popular Democrático (PPD) han criticado la coordinación entre el Senado y la Cámara de Representantes. Igualmente, se ha señalado poca comunicación entre la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo, siendo el senador popular, Cirilo Tirado, uno de los más fuertes críticos, también lo fue el senador Ángel Rosa y el licenciado Cox Alomar.

Las expresiones de Cox Alomar contestan las hechas por los presidentes legislativos Eduardo Bhatia y Jaime Perelló para que el abogado aporte sus ideas al proceso legislativo.

“Lo he invitado 500 veces a que venga aquí y lo invito nuevamente. A la cámara (de televisión) que sea lo miro y le digo que venga aquí y que aporte de su capacidad, de su intelecto”, dijo Bhatia.

El planteamiento de Cox Alomar, hecho entrevista radial (Wapa Radio) era que “el gobierno está actuando demasiado lento, y en la toma de determinaciones. El gobierno no está impartiendo dirección. Se hacen planteamientos públicos, pero no se le explica al país con profundidad la naturaleza de las decisiones que se toman. No se toman decisiones contundentes, se hacen planteamientos someros y generales, pero no se ejecuta, se dice una cosa hoy y otra cosa mañana”.

Ante las críticas, los presidentes legislativos coincidieron en que sí existe comunicación entre ambas cámaras y que todos los proyectos se evalúan con la seriedad que requieren.

“La realidad es que los proyectos se están evaluando profundamente. Se evalúa un proyecto en Cámara y luego se pasa a Senado buscando el consenso de todos”, indicó el presidente cameral en un parte de prensa.

Fuego cruzado entre populares

21 de marzo de 2013 – PolíticaPuerto Rico – 

Excandidato a comisionado residente le tira a esta administración; PPD responde

EL VOCERO / Archivo

El excandidato a comisionado residente por el Partido Popular Democrático (PPD), Rafael Cox Alomar, criticó al gobierno de Alejandro García Padilla porque “se dice una cosa hoy y otra cosa mañana” e hizo un llamado al Pueblo a tirarse a la calle a realizar reclamos, en más de una ocasión.

En respuesta, el secretario de la colectividad, Jorge Suárez Cáceres, defendió las acciones de esta administración y le hizo un llamado a Cox Alomar a “que aporte sus ideas a mejorar el desastre dejado por la pasada administración”.

En entrevista con Wapa Radio esta mañana, el excompañero de papeleta de García Padilla, indicó que el Gobierno actúa “demasiado lento en la toma de determinaciones”, no imparte dirección y que no profundiza en la decisiones que toman.

Por su parte, Suárez Cáceres responsabilizó a la pasada administración de la situación actual. “Querer responsabilizar a esta administración por la situación que tenemos, demuestra una falta de información. Evidentemente Cox Alomar debe reunirse con este servidor para que tenga la información correcta y veraz a la mano sobre las importantes y trascendentales decisiones que estamos tomando en esta administración para crear empleos, bajar el crimen y encaminar el país”, sentenció.

Luego, Cox Alomar reaccionó que lo que dijo “en la mañana de hoy es lo que dice la gente de la calle, los electores que votaron por nosotros y los que no también.  Es la percepción general que hace falta más coordinación entre las ramas. Hay que ser firmes en cumplir las promesas realizadas. Y sólo les ilustro un ejemplo: la privatización del aeropuerto”.

“Yo siempre estoy y estaré listo para servirle al país, con posiciones oficiales y sin ellas también. Yo le pido al liderato popular, que son mis amigos, con los que puedo discrepar, pero siempre apreciar, es que apliquen la disciplina de la autocrítica. Lo que estamos viviendo hoy es una situación salvable, pero las críticas que se hacen de buena fe, no se pueden asimilar como ataques”, manifestó  a través de declaraciones escritas esta tarde.

Gobernar y sonreír (los juegos políticos, el neonacionalismo y la crisis de Puerto Rico)

Gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padillla, foto cortesía de El Vocero,  
realizada por Sebastián Márquez. 26 de febrero de 2013.

(El escrito a continuación es una versión revisada, y actualizada, del original que fuera publicado en el Quantum el pasado 28 de febrero de 2013.)

“Cuando no tengas nada que decir” —le dijo Amanda a Nikita— “simplemente sonríe”. Esas, más o menos, fueron las palabras con las que Amanda aconsejó al personaje principal de un filme franco italiano de los años ’90.Tal parece que el señor gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, ha recibido el mismo consejo por parte de sus asesores, ante la carencia de nuevas alternativas frente a la crisis económica de la isla, tanto de su parte como principal funcionario electo, como de los legisladores de la organización que preside, el Partido Popular Democrático (PPD), formación política que pretende mantener la presente relación colonial con los Estados Unidos, y ejerce actualmente la administración gubernamental.

García Padilla luce estar atascado en el denso pantano de los discursos y la tónica populista de su campaña electoral, por un lado, y las obligaciones concretas de su cargo, en el contexto de la realidad presente de la isla, por el otro.Mientras resbala en esa ciénaga de poses asumidas, y responsabilidades ineludibles, está a merced de los predadores de su propio partido, los cuales aspiran a ocupar su puesto en el futuro, a pesar de que padecen del mismo mal: no tienen idea alguna de cómo manejar la crisis definitiva del modelo colonial de “gobernanza”, el desplome del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.
Ante estas señales, políticamente escalofriantes, es pertinente examinar, tanto las condiciones, así como las fuerzas y jugadas políticas, que hicieron posible la elección del señor García Padilla como gobernador.
García Padilla llegó al poder gracias, en primer lugar, a una división provocada por un caudillismo trasnochado en el seno del anterior partido gobernante, el Partido Nuevo Progresista (PNP). En el interior de esta formación política, —la cual propulsa la integración política y jurídica plena a los Estados Unidos como solución al presente estado colonial de Puerto Rico—, se mantenían vivas las diferencias, y los resentimientos, como producto de las primarias del año 2008 para la selección del candidato a gobernador, entre Pedro Rosselló y Luis Fortuño, quien resultó vencedor.

Se ha señalado con insistencia que gran parte de la militancia “dura” del PNP, la cual apoyó a Pedro Rosselló en las primarias del 2008, no acudió a las urnas en el 2012 con el propósito de restarle votos, al entonces gobernador, Luis Fortuño.

A lo anterior se sumó el rechazo, de un sector del electorado, a las necesarias medidas de ajuste fiscal que este último se vio obligado a tomar, ante el grave déficit presupuestario gubernamental, y las advertencias de las agencias clasificadoras referentes a la asignación de un rango de alto riesgo (“chatarra”) a los bonos emitidos por el gobierno isleño, las corporaciones públicas y los municipios.

Por otro lado, García Padilla se agenció el respaldo electoral de sectores del nacionalismo (léase, si desea, “independentismo”), y de una mal llamada “izquierda” (provinciana y estancada en el pasado) haciendo uso de una retórica de ataques viscerales, dirigidos al gobernador Fortuño, sobre las medidas fiscales y presupuestarias adoptadas por éste, y un discurso populista basado en el neonacionalismo boricua. 

Un nacionalismo “light”, como lo llamara el profesor Carlos Pabón Ortega en su importante libro “Nación Postmortem“, y que además fuera objeto de reflexión, como “nación del espectáculo”, por el profesor Arturo Torrecilla en su intenso trabajo “La ansiedad de ser puertorriqueño”, el primero publicado en el año 2002 y el segundo en el 2004.

En un “deja vu” existencial e histórico de la política isleña y colonial, estos sectores esgrimieron el argumento nuevamente de que debía ejercerse un “voto útil” a favor del PPD, y que la prioridad era “sacar a Fortuño”. Es decir, arguyeron e hicieron exactamente lo mismo que en 1980 y 1984 cuando favorecieron al conservador y enredador Rafael Hernández Colón; lo mismo que en el 1992, cuando apoyaron con desesperación a la senadora Victoria Muñoz; lo mismo que en el 1996, cuando cerraron filas con el abogado y guardia nacional del Ejército de los Estados Unidos, Hector Luis Acevedo; lo mismo que en el año 2000, cuando respaldaron a Sila Calderón, una clara representante de la oligarquía criolla; lo mismo que en el 2004, cuando le dieron su voto a Aníbal Acevedo Vilá, un truculento abogado dedicado a la política prácticamente desde que se licenció para el ejercicio de su profesión; lo mismo que en el 2008, cuando optaron por ser parte nuevamente de las huestes que, —a pesar de que era evidente que Acevedo Vilá había violado, desde los comicios del año 2000, las leyes electorales de Puerto Rico y Estados Unidos—, votarían a favor de aquél contra Luis Fortuño, quien, a su vez, le propinó una derrota aplastante; y finalmente hicieron lo mismo cuando en el 2012 respaldaron a García Padilla frente a este último, contribuyendo a una pírrica victoria del actual gobernador con una escuálida ventaja de 11, 285 votos.
El “voto útil”, por otra parte, ha terminado apoyando la condición colonial de la Isla a través del respaldo al PPD con miras a “detener la estadidad”. Este argumento surgió en los años ’80 del siglo pasado, a raíz del llamado que hiciera el Partido Socialista Puertorriqueño, bajo el liderato de Juan Mari Bras y Carlos Gallisá Bisbal, a votar para detener una presunta “conspiración anexionista”, lo cual conllevaba necesariamente —sin que se expresara directamente— respaldar la candidatura de Rafael Hernández Colón (del PPD) para gobernador. A partir de ese momento comenzó el tránsito de un amplio sector del independentismo al PPD, y el debilitamiento de todas las organizaciones independentistas.

El “voto útil”, además, ha tenido el efecto de apoyar a la oligarquía colonialista que controla la isla, y que evita a toda costa los impuestos del sistema contributivo federal de los Estados Unidos, el cual se implantaría en Puerto Rico, si éste fuera un estado, con plenos derechos y responsabilidades. Esta oligarquía  es consciente, a su vez, de la inestabilidad, la ausencia de recursos, y las dificultades para la atracción de capital extranjero, que plantearía la conversión de Puerto Rico en una república.El “voto útil” es una ratificación, cada cuatro años, de la lealtad al colonialista Partido Popular Democrático, que realmente no le produce votantes adicionales. Esto último porque se trata, principalmente, de unos sectores movidos por un nacionalismo inconsecuente que, para todos los efectos, forman parte de su base electoral desde la década de los ’80 del siglo pasado. Cada cuatro años tendrán una razón u otra para votar bajo esa formación política. Y así continuarán, por el resto de sus días, mientras no se resuelva el dilema colonial de Puerto Rico.Durante las últimas campañas electorales, —2004, 2008, y 2012—, el PPD ha hecho énfasis en discursos populistas y neonacionalistas, en un intento de atraer los votos de sectores del nacionalismo y de la izquierda isleña, que aún no han hecho su ingreso bautismal a la masa electoral de ese partido mediante el “voto útil”. Lo cierto es que el PPD apuesta cada cuatro años a este sector como su retaguardia política, ante el hecho de que la base electoral del PNP es mucho mayor que la suya, si no está dividida por las luchas de poder en su interior.

El problema que le plantean estas campañas al PPD, es que promueven unos discursos populistas que luego son utilizados contra los propios candidatos ganadores, como ha sido el caso de García Padilla, a manera de chantaje, en la selección de funcionarios de la administración, o en las medidas concretas a ser tomadas como gobernante. Es por eso que señalé previamente que el señor gobernador está inmerso en un lodazal; en sus manos está salir del atascamiento, adoptando aquellas medidas necesarias en la presente situación de la isla, y respetando la voluntad anticolonialista de la ciudadanía.

Voluntad, esta última, que fue contundentemente expresada en la consulta, sobre las preferencias del electorado en cuanto a la relación de Puerto Rico con Estados Unidos, llevada a cabo conjuntamente con las elecciones de noviembre de 2012, para escoger al gobernador, y otros funcionarios.

En éstas se rechazó el presente arreglo de carácter colonial, y resultó victoriosa la opción de la Estadidad (como indiqué anteriormente, la integración política y jurídica plena de Puerto Rico a los Estados Unidos, y no parcial, como ocurre en el presente), frente a la Independencia (la constitución de una república independiente), y frente al llamado Estado Libre Asociado Soberano, una alternativa carente de definición y contornos concretos en cuanto a la relación de la isla con la metrópolis.

Aunque los resultados de esta consulta pretenden ser distorsionados y eludidos por el PPD, éstos no pueden ni deben ser obviados por el señor gobernador García Padilla al momento de considerar el problema del “estatus”, es decir, de la relación política entre Puerto Rico y Estados Unidos.

Ante la debacle del modelo colonial de Puerto Rico, se hacen necesarias decisiones firmes, y voluntad sincera, para impulsar cambios sustanciales. Las primeras expresiones, y los primeros gestos, del gobernador García Padilla frente a su primer gran “issue”, sin embargo, no resultaron en modo alguno auspiciosas.
Desafortunadamente, tras llegar a la gobernación, García Padilla no asumió su rol de “jefe de Estado” con prontitud, ni comunicó con claridad la política pública de su administración sobre importantes asuntos que requerían atención urgente. El flamante gobernador, por el contrario, se dedicó a realizar una serie de manifestaciones populistas —llegó a señalar la posibilidad de no honrar los bonos emitidos por Puerto Rico, pues “no gobernaría para los bonistas”— las cuales constituían invitaciones directas para que, de una buena vez, se clasificara a Puerto Rico como una zona de alto riesgo para inversión, y se produjera definitivamente la degradación de sus bonos, con lo que todo ello planteaba, y plantea, para la maltrecha economía colonial.
Tal fue el caso de la alianza del sector público con el privado para dar una solución a la crisis financiera de la Autoridad de Puertos, y de la operación del aeropuerto “internacional” Luis Muñoz Marín, el principal de la isla. En el proceso, García Padilla intentó mantener su imagen de nuevo líder populista, asegurándole “al país” que desharía el contrato con la empresa privada a la que se le había otorgado la operación del aeropuerto. En otras palabras, el señor gobernador amenazó con rescindir un acuerdo bajo el cual se pagarían “al país” 600 millones de dólares, necesarios para pagar una deuda de 900 millones de la Autoridad de Puertos con el, esencialmente descapitalizado, Banco Gubernamental de Fomento. Este pago, de hecho, se produciría de inmediato tras la firma finalmente del contrato.

Antes de su comparecencia pública del 26 de febrero de 2013, García Padilla se pasó unos días en Washington, D.C. Es posible que allí los asesores de Casa Blanca le indicaran que el Presidente Barack Obama no desautorizaría a la Federal Aviation Administration (FAA), la cual ya había aprobado la transacción, para apoyar su envalentonamiento; y que, como producto del secuestro o confiscación fiscal, no podría contar ampliamente con el presupuesto federal, además de que el aeropuerto Luis Muñoz Marín ya había sido incluido entre los que sufrirían recortes operacionales drásticos a partir del 1 de marzo.

Para sorpresa de muchos, al llegar a Puerto Rico, y presentarse ante la prensa, —una hora más tarde de lo anunciado—, García Padilla hizo algunas manifestaciones inconsecuentes, con el inocuo objetivo de distinguirse del gobernador anterior, y finalmente anunció, con todo el dramatismo y apariencia de severidad necesarios, y a pesar de todas sus manifestaciones previas, la determinación de que ¡se habría de firmar el contrato! Luego de ello, sonrió ante las diferentes preguntas de la prensa.A pesar de las erráticas ejecutorias de García Padilla, el reto de todos los sectores políticos y ciudadanos es promover una discusión pública cordial, seria, y franca, aunque sin dejar de ser crítica, sobre las medidas necesarias para intentar sacar a Puerto Rico de su crisis económica y fiscal.

Ese el reto que se impone, por ejemplo, en el caso del Plan para detener el descalabro del Sistema de Retiro de los empleados del gobierno, anunciado el pasado 27 de febrero por la señora Secretaria de Hacienda, Melba Acosta, y el señor Director del Banco Gubernamental de Fomento, Javier Ferrer.Otro tanto ocurre con la propuesta de enmienda del Código de Rentas Internas Federal, a los efectos de incluir una sección 933A, que acepte como corporaciones domésticas a las empresas norteamericanas ubicadas en la isla, lo cual les permitiría beneficiarse de los nuevos incentivos de la administración de Barack Obama.Ante éstas, y otras propuestas, lo correcto es rechazar las garatas vacuas, y específicamente, los ataquesoriginados en intereses estrechos, tanto partidistas como sectoriales, con el propósito de hundirlas, como a buques, en las guerras navales de quienes juegan a la política en Puerto Rico, a costa de la ciudadanía, a costa del pueblo puertorriqueño.

El objetivo debe ser la colaboración crítica, así como la denuncia, cuando ello sea necesario, como corresponde a toda oposición política. Esto requiere sobriedad, honestidad, y disposición al diálogo franco, de parte de quienes no coincidimos ideológicamente con el PPD, ni apoyamos el colonialismo, así como flexibilidad, respeto a la disidencia, y apertura al consenso, por parte de la administración de turno en el gobierno.

Esta postura es la misma que asumí en el pasado ante los esfuerzos de la administración del gobernador Luis Fortuño. Respecto a éstos insistí —como muchas otras personas— en la necesidad de trascender los intereses políticos estrechos, y generar una concertación social para enfrentar la crisis fiscal y económica. La realidad, sin embargo, y como ya sabemos, fue otra.Sus medidas y propuestas fueron torpedeadas y objeto de un rechazo, irracional y constante, por éste ser un gobernante estadista; por la ignorancia de los sectores opositores de prácticamente todo lo referente al funcionamiento de las finanzas del gobierno, y a la economía en general; y peor aún, como consecuencia de la demagogia de quienes, a pesar de ser conscientes de que su programa era razonable, en el marco de las dificultades y circunstancias que tuvo que enfrentar, se dedicaron de manera militante a obstaculizar su administración. Sectores, estos últimos, encabezados por la oligarquía criolla que controla los medios de comunicación, las finanzas y otras actividades económicas esenciales en la isla.Por su parte, los sectores que apoyaron a García Padilla con el “voto útil”, aquellos que desde su propio campo ideológico hoy se le enfrentan, y los presuntos radicales de siempre, son los mismos que rechazaron, durante la administración Fortuño, la discusión racional de la grave situación que enfrentaba, y sigue enfrentando, la sociedad puertorriqueña. Estos sectores deberían indicar hoy, con toda claridad, cuáles son sus alternativas concretas ante la crisis fiscal y económica de Puerto Rico.

García Padilla se enfrentará durante los próximos cuatro años a duras y diversas disyuntivas. La primera de ellas la plantea la caótica situación económica, y el hecho de que, para enderezar el rumbo, inevitablemente se tendrán que tomar medidas impopulares. Ello, de inmediato, entrará en contradicción con los discursos de su campaña electoral.

La segunda de ellas vendrá del interior de su propio partido que, a pesar de la irracionalidad evidente de sus posiciones, seguirá insistiendo en el oportunismo de los discursos populistas. En este flanco, el señor gobernador tendrá que enfrentar, a su vez, a los elementos que aspiran a sustituirle tan temprano como en las elecciones del año 2016.Como Damocles, tendrá sobre sí la espada del pequeño monstruo del populismo neonacionalista que apoyó en sus discursos durante su campaña; un engendro que aspira a maniatar y mantener confiscado al gobierno, mediante el chantaje electoralista. Este sector acechará a García Padilla y su administración, recordándole sus discursos de campaña, e intentado generar situaciones que le coloquen ante el dilema de tener que comprometerse más aún con el discurso populista y antiamericano.
En consecuencia, Puerto Rico está bajo la amenaza de una administración gubernamental ambivalente, sin un norte definido, y secuestrado por los efectos de la demagogia electoralista de sus gobernantes. Ante la crisis en la isla, la pregunta es si García Padilla tendrá el valor político de adoptar medidas antipáticas para la ciudadanía, —sin importarle el impacto electoral que puedan tener—, cuando venga obligado a hacerlo.
Frente a todas estas disyuntivas, y situaciones políticas, el señor gobernador podrá adoptar posiciones firmes, a tenor con la seriedad de la crisis histórica que atraviesa Puerto Rico, siendo consciente, además, de que los resultados de la consulta plebiscitaria, conforme a los cuales fue rechazada la actual relación colonial con los Estados Unidos, y fue respaldada la estadidad como solución, no podrán ser borrados por actos de magia retórica.
O como Nikita, podrá sencillamente sonreír…
***************************
Sobre las críticas de Cox a Agapito, aparte de ser una realidad insiscutible, sus comentarios pueden responder a dos factores:
1) Cox sigue herido, él no fue electo porque ni Agapito, ni los populares lo querían y le votaron en contra. La razón? Varias! Ustedes llenen el blanco.
2) Este ataqué responde a una faena de encargo por la única que le ofreció un contratito en el municipio de San Juan. Yo no he dicho nombres, que Nuestra Señora del Carmen me libre!

**********************

Revuelca el avispero Popular Cox Alomar

Líderes legislativos le salen al paso a expresiones del excandidato a Comisionado Residente

Bathia exhortó a Cox Alomar (foto) a que “venga aquí y aporte a lo que es la construcción de Puerto Rico. El Vocero / Gerardo Bello

Los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, Eduardo Bhatia Gautier y Jaime Perelló, respectivamente, convidaron al excandidato a comisionado residente del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael Cox Alomar, a unirse a trabajar por Puerto Rico.

“Tenemos un trabajo difícil. Hay una tormenta y estamos timoneando el barco para sacarlo de esa tormenta. Yo lo invito a que no haga la crítica en la calle, que venga aquí y aporte a lo que es la construcción del Puerto Rico que todos queremos”, expresó Bhatia. “Lo he invitado 500 veces y lo invito nuevamente”, añadió.

Ambos reaccionaron a la crítica hecha por el abogado –a través de WAPA Radio–, quien hizo un llamado al País a tomar las calles en protesta por la “inacción” del Gobierno porque no ha cumplido promesas como la reforma legislativa, salvaguardar los beneficios de las personas pensionadas y abogar por la eliminación de la Ley de Cabotaje .

Expresó que “se dice una cosa hoy y otra cosa mañana. Y eso pasó con el aeropuerto, y eso pasó con las tarifas del agua, y de la luz, y con el tema de la reforma legislativa… la reforma de los pensionados y está pasando con las leyes de cabotaje”. Añadió que “tiene que haber una voluntad para lanzarse a las calles y hacerle los reclamos al Gobierno. Y eso significa que para resolver la crisis no podemos permitir que solamente los pensionados paguen los platos rotos”.

El portavoz de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jorge Colberg Toro, rechazó emitir comentarios sobre los señalamientos que hizo Cox Alomar contra el Primer Ejecutivo y refirió las preguntas al liderato político del PPD.

Por su parte, el secretario general del PPD, Jorge Suárez, dijo que “lo cierto es que la responsabilidad del desmadre que tenemos es de la Administración de Luis Fortuño” y que querer responsabilizar a la Administración actual demuestra falta de información.

“Evidentemente, Cox Alomar debe reunirse con este servidor para que tenga la información correcta y veraz a la mano sobre las importantes y trascendentales decisiones que estamos tomando en esta Administración para crear empleos, bajar el crimen y encaminar el País”.

Entretanto, el senador novoprogresista Thomas Rivera Schatz indicó que “creo que Cox Alomar, igual que miles de Populares y decenas de miles de progresistas que no fueron a votar, se han dado cuenta del desastre gubernamental que representa Alejandro García Padilla. Cox resumió de forma simple; improvisación, mentiras y deficiencia de resultados”.

Raúl Camilo Torres y Yennifer Álvarez Jaimes colaboraron en esta historia.

22 de marzo de 2013
2:07 p.m.

Senador popular asegura que las críticas de Cox Alomar son de “buena fe”

El abogado dijo ayer que el gobierno de García Padilla no toma decisiones contundentes

La situación con la cual nos encontramos todos cuando llegamos al gobierno no es nada sencilla.(Archivo)

Por Cynthia López Cabán/cynthia.lopez@gfrmedia.com

Las críticas a la gestión gubernamental que realizó el jueves el derrotado candidato a comisionado residente por el Partido Popular Democrático, Rafael Cox Alomar, son comentarios de “buena fe” que surgen de una preocupación por el país.

Así lo aseguró esta mañana el senador popular, José Rafael Nadal Power.

“Creo que las hace de la mayor buena fe. La situación con la cual nos encontramos todos cuando llegamos al gobierno no es nada sencilla y yo, pues, le recuerdo que si él hubiese ganado las elecciones estaría en los zapatos nuestros tomando decisiones muy complicadas que no son de fácil solución”, afirmó el político a su llegada a La Fortaleza para participar en una reunión donde se discutirá la reforma al Sistema de Retiro.

“Hay que pensar las cosas. A veces no se toman las decisiones tan rápido como uno quisiera por la complejidad de los asuntos y porque hay que escuchar a todas las partes”, agregó.

Ayer, Cox Alomar lanzó dardos a los primeros meses de gestión de la administración del gobernador Alejandro García Padilla, a quien acompañó en la papeleta en las pasadas elecciones.

Según el abogado, el gobierno de García Padilla no toma decisiones contundentes y “dice una cosa hoy y otra cosa mañana”.

El abogado, quien perdió en su intento por ocupar el cargo de Comisionado Residente en las elecciones pasadas, también criticó la privatización del aeropuerto, que no se adelante la prometida reforma legislativa y que no se tomen determinaciones contundentes para resolver la crisis de Retiro, entre otros asuntos.

“Para poder tomar una decisión responsable a veces hay que esperar un poco más y cuando uno entra al gobierno se da cuenta de estas cosas. Creo que Cox hace los comentarios de buena fe porque está preocupado porque los primeros tres meses de gobierno pues han sido duros, de tomar decisiones difíciles, pero todas las decisiones las hemos tomado con la seriedad con el mayor sentido de responsibilidad y sobre todo con la sensibilidad que se requiere”, concluyó Nadal Power.

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

You must be logged in to post a comment Login