Histórico Discurso de Pierluisi en el Congreso

Descarga Pierluisi contra Gutiérrez

 

 TAPABOCA DE PIERLUISI A LUIS GUTIÉRREZ Y NYDIA VELÁZQUEZ EN PLENO HEMICICLO DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES FEDERAL.

Siempre me ha parecido irónico que algunos de mis colegas de los estados que, junto a sus constituyentes, disfrutan de todos los beneficios de la estadidad traten de evitar que mis constituyentes en Puerto Rico puedan ejercer esos mismos derechos y responsabilidades.  He llegado a la conclusión de que no se puede razonar con estas fuerzas, simplemente deben ser derrotadas.  Y así será”.

– Pedro Pierluisi

Oprima en la imagen para ver el video, o véalo aquí.

Lea “Descarga Pierluisi contra Gutiérrez”, aquí.

Ea, rayos !!!!!! Que tronco de discurso al Congreso !!!!! Ese discurso debe de ser plasmado en laminas de metal inoxidable y enmarcado en oro y colocado en la rotonda del Capitolio, con o sin acuerdo de los cegados y cabeciduros rojos. Lo que siento SI ES ORGULLO BORICUA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!  R

Hello all,
Mr. Pierluisi delivered the below speech on the floor of the U.S. House this morning regarding Puerto Rico’s political status, and I thought it might be of interest to you.
Best,
John
Congressman Pedro R. Pierluisi
Five-Minute Floor Statement as Prepared for Delivery
An Update on Puerto Rico’s Political Status
July 24, 2013
Mr. Speaker:
As we approach the birthday of the late Dr. José Celso Barbosa, the father of the statehood movement in Puerto Rico, I rise to update my colleagues on the progress that has been made to resolve the territory’s political status.
Last November, Puerto Rico held a referendum.  As I described in a floor speech the following week, the results show that a majority of the U.S. citizens of Puerto Rico do not support the current territory status, a supermajority favor statehood among the three alternative options, and more voters want statehood than any other option, including the current status.  These results are now part of the historical record, and they cannot be dismissed or diminished by those who find them inconvenient.
Now that American citizens living in an American territory have informed their national government, in a free and fair vote, that they do not consent to a political status that deprives them of the most basic democratic rights, it is incumbent upon the federal government to take appropriate action in response.  For the President and Congress to do otherwise would be to contravene the principles that have made this country a light to the world.
Today, I can report that positive steps have been taken—despite the fierce opposition of one party in Puerto Rico, which seeks to preserve the status quo despite its rejection by voters and the overwhelming evidence that it has crushed the island’s political, economic and social advancement.  In April, the Administration requested an appropriation of $2.5 million dollars, which would be provided to the Puerto Rico Elections Commission to conduct the first federally-funded status vote in the territory’s history, with the specific purpose of “resolving” the issue.  The Administration’s action was favorably received by Members of Congress from both sides of the aisle who rarely find common ground.  Earlier this month, thanks to the leadership of Congressmen Wolf, Fattah and Serrano, that funding was approved by the Appropriations Committee—confirming that the effort to secure fair treatment for Puerto Rico is not, and should never become, a partisan issue.
The Committee’s report endorses the conditions proposed by the Administration, stating that federal funding will not be obligated until DOJ has certified that the ballot and voter education materials are compatible with U.S. laws and policies, thereby ensuring that the vote will be among one or more status options that can actually be implemented and that would settle the issue.
I will continue to fight for the approval of this appropriation by the full House and for its retention in any conference negotiation with the Senate.
There is additional progress to report on another front in this struggle.  In May, I introduced standalone legislation that proceeds from the indisputable premise that statehood obtained more votes than any other option in the November referendum.  The bill outlines the rights and responsibilities of statehood, and asks voters in Puerto Rico whether they accept those terms.  If a majority says yes, the bill provides for the President to submit legislation to admit Puerto Rico as a State after a transition period.
Two months after its introduction, this bill already enjoys support from 100 Members of Congress from both parties and every region of the country, despite the predictable opposition of the status quo party in Puerto Rico and its allies in Congress.  I always find it ironic when some of my colleagues from the states—who, along with their constituents, enjoy all the benefits of statehood—seek to prevent my constituents from exercising those same rights and responsibilties.  I have concluded that these forces cannot be reasoned with; they must simply be defeated.  And they will be.
Next week, I will appear as a witness at a Senate hearing on the November referendum and the federal response to that vote.  Just as I told a United Nations committee last month, I will testify that I have faith that the federal government will fulfill its obligation to facilitate Puerto Rico’s transition to a democratic and dignified status, but that deeds—not words—are required.
Much work remains to be done.  And like any civil rights struggle, it will not be easy.  But, through our sound and steady action, we are closer than ever to finally realizing Dr. Barbosa’s dream of equality for the U.S. citizens of Puerto Rico.
Thank you.

Descarga Pierluisi contra Gutiérrez

24 de julio de 2013 – PolíticaPuerto Rico – 

Durante una ponencia el comisionado residente esboza el progreso para resolver el estado política

EL VOCERO / Archivo

El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, quien regresó hoy al pleno de la Cámara de Representantes federal para informar a sus colegas sobre el progreso que en la lucha para resolver el estatus político de Puerto Rico, lanzó fuertes críticas a un colega, que se presume es Luis Gutiérrez.

“Siempre me ha parecido irónico que algunos de mis colegas de los estados que, junto a sus constituyentes, disfrutan de todos los beneficios de la estadidad traten de evitar que mis constituyentes en Puerto Rico puedan ejercer esos mismos derechos y responsabilidades. He llegado a la conclusión de que no se puede razonar con estas fuerzas, simplemente deben ser derrotadas. Y así será”, dijo el Comisionado Residente.

En ocasiones pasadas, Pierluisi ha manifestado que “los únicos que se oponen a la estadidad son los mismos de siempre (los congresistas) Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez”.

Aprovechando la coyuntura del natalicio del prócer José Celso Barbosa, conocido como el padre del movimiento estadista en la Isla, Pierluisi, afirmó además que “el pueblo de Puerto Rico se expresó de manera clara y contundente en el plebiscito del pasado 6 de noviembre, rechazando el estatus territorial actual y reclamando la estadidad por primera vez en su historia. Estos resultados no pueden ser ignorados o menospreciados por aquellos que no comparten esta visión. Es mi obligación hacer cumplir la voluntad del pueblo”.

Durante el mes de abril la administración del Presidente Obama solicitó una asignación de $2.5 millones para resolver el estatus político territorial de la Isla mediante un proceso plebiscitario con aval congresional. Dicha acción fue recibida favorablemente por los Miembros del Congreso de ambos partidos, y gracias al apoyo y el liderazgo de los congresistas Frank Wolf, Chaka Fattah y José Serrano los fondos fueron aprobados por el Comité de Asignaciones de la Cámara federal, evidenciando que el estatus político de Puerto Rico es un problema que transciende partidos políticos.

“Los ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico han afirmado su aspiración por la estadidad en una votación libre y justa, rechazando así un estatus político que les priva de los derechos democráticos más elementales. Le corresponde al gobierno federal tomar las medidas apropiadas en respuesta al reclamo de los puertorriqueños. De hacer lo contrario, el Presidente y el Congreso estarían contraviniendo los principios básicos en los que se fundó esta gran nación”, expresó Pierluisi.

Asimismo, el Comisionado Residente presentó el proyecto de ley H.R. 2000 que parte de la premisa indiscutible de que la estadidad obtuvo más votos que cualquier otra opción en el referéndum de noviembre. El proyecto de ley establece los derechos y responsabilidades que conlleva ser un estado y pide a los electores de Puerto Rico que acepten o rechacen dichos términos. Si la mayoría acepta, el proyecto de ley establece que el Presidente debe someter legislación para admitir a Puerto Rico como estado y el Congreso debe convertirla en ley.

A sólo una semana de que Pierluisi testifique ante el Senado federal sobre los resultados del plebiscito de noviembre, el proyecto de ley H.R. 2000 cuenta con el apoyo de casi 100 co-auspiciadores de ambos partidos y de todas las regiones de Estados Unidos, a pesar de la oposición del partido que propicia el estatus quo y sus aliados en el Congreso.

Vea http://www.youtube.com/watch?v=a1j0IaXJTHg&feature=share&list=UUAv0N_s-i4vS_Qr2Y-o2Dxw

25 de julio de 2013

Disputa entre Pedro Pierluisi y congresistas boricuas

El comisionado les reprocha campaña contra su proyecto

Gutiérrez y Velázquez dijeron que el proyecto de Pierluisi quiere “darle vida a la ficción estadista” de que la estadidad ganó la consulta de status de noviembre pasado. (Archivo)

Por José A. Delgado /jdelgado@elnuevodia.com

WASHINGTON – Como en ocasiones anteriores con medidas que son impulsados por el Partido Nuevo Progresista (PNP), los boricuas Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez han unido fuerzas para combatir en el Congreso el proyecto de ley federal proestadidad del comisionado residente Pedro Pierluisi.

En momentos en que la legislación de Pierluisi alcanza el centenar de coauspiciadores, pero adolece de respaldo entre la mayoría republicana, Gutiérrez y Velázquez le enviaron a sus colegas una carta en la que advierten que el proyecto 2000 de Pierluisi persigue darle vida a la “ficción estadística” de que la estadidad ganó el plebiscito local del 6 de noviembre de 2012.

“Instamos a nuestros colegas a unirse a nosotros en la oposición al HR 2000 y en su lugar apoyar un verdadero proceso de autodeterminación, tal como una asamblea constitucional o la solicitud del presupuesto del año fiscal 2014 del Presidente, que se asegura de que todos los votantes se incluyan en el proceso”, indicaron los congresistas demócratas, en la carta – en el formato conocido en el Congreso como “Estimado Colega” – que circularon entre los miembros de la Cámara de Representantes federal.

Gutiérrez, demócrata por Illinois, y Velázquez, demócrata por Nueva York, han hecho causa común anteriormente para oponerse a los proyectos del PNP, como el 856 de mediados de 1998 del republicano Don Young, y el 2499 de Pierluisi, que fue aprobado en la Cámara baja pero después de derrotarse el propósito de la legislación. La meddida del congresista Young tampoco avanzó en el Senado.

De hecho, pese a que van 115 años de la invasión estadounidense y 61 de la adopción de la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA), el Senado estadounidense nunca ha aprobado un proyecto de ley a favor de un plebiscito en el que le ofrezca a Puerto Rico alternativas de status.

Después de conocer la carta de Gutiérrez y Velázquez, cercanos a los líderes del Partido Popular Democrático (PPD), Pierluisi – quien tiene el respaldo del otro boricua en el caucus demócrata de la Cámara baja, José Serrano (Nueva York)-, les respondió a los legisladores boricuas, sin mencionarlos por su nombre, en un mensaje que ofreció ayer en el hemiciclo cameral.

“Siempre me ha parecido irónico que algunos de mis colegas de los estados que, junto a sus constituyentes, disfrutan de todos los beneficios de la estadidad, traten de evitar que mis constituyentes en Puerto Rico puedan ejercer esos mismos derechos y responsabilidades. He llegado a la conclusión de que no se puede razonar con estas fuerzas, simplemente deben ser derrotadas. Y así será”, sostuvo Pierluisi.

El brazo propagandístico del PNP, Alerta Progresista, resaltó que se trataba de una “descarga” del Comisionado en contra de los congresista Gutiérrez y Velázquez.

 

La relación entre Pierluisi y Gutiérrez se tensó después de que el congresista boricua por Illinois denunció en el Congreso la represión policial en contra de estudiantes y trabajadores durante el gobierno de Luis Fortuño.

Gutiérrez y Velázquez consideran que el próximo paso en torno al debate sobre el futuro político de Puerto Rico debe ser la convocatoria a una Asamblea Constitucional de Status o un plebiscito como el que ha sugerido el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El programa de gobierno del PPD contempla la convocatoria en 2014 a una Asamblea Constitucional de Status, la cual se dejaría a un lado si el presidente Obama impusaba un plebiscito vinculante para el Congreso.

El gobernador Alejandro García Padilla, sin mucho entusiasmo, parece satisfecho con la tímida iniciativa de status de Obama, que solo aspira a vincular al Secretario de Justicia de Estados Unidos con la revisión de la constitucionalidad y legalidad de las alternativas que se presenten en  un próximo plebiscito.

Para Gutiérrez y Velázquez, el proyecto de ley de Pierluisi, que promueve inicialmente un referéndum estadidad sí o no, persigue darle continuidad a los resultados de la consulta local de noviembre pasado, que estuvo diseñado para crear la “ficción estadística” de que la estadidad tiene el respaldo del 61% de los electores en Puerto Rico.

En su comunicación a sus colegas, los dos congresistas demócratas indicaron que cuando se examinan con detenimiento los resultados del plebiscito del 6 de noviembre, se hace evidente que la estadidad solo obtuvo el 45% de respaldo entre los electores que participaron de la consulta.

En la primera pregunta del plebiscito, el 54% de los electores rechazó la continuación del status actual. Un 61% favoreció la estadidad frente al estado libre asociado soberano y la independencia, pero el porcentaje se queda en 45% cuando se toman en cuenta los cerca de 500,000 votos en blanco, la alternativa que favoreció en la segunda pregunta la Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático.

El proyecto de Pierluisi propone un referéndum estadidad si o no, y un proceso de admisión de Puerto Rico como estado 51.

Hasta ayer tenía 99 coauspiciadores, pero solo ocho son miembros de la mayoría republicana de la Cámara baja federal.

El presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara, el republicano Doc Hastings, no ha convocado a una audiencia sobre el proyecto 2000 ni querido reaccionar a los resultados del plebiscito de 2012.

Hastings está en espera de un informe de la Oficina de Contraloría General (GA0) de Estados Unidos sobre el costo para el Tesoro federal de otorgarle la estadidad a Puerto Rico, un informe que solicitó en momentos en que la Legislatura puertorriqueña echaba hacia delante en el 2011 la legislación en torno al plebiscito de status.

En el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, sin embargo, ha avanzado la tímida propuesta del presidente Obama – originalmente también sugerida por Pierluisi y  Serrano – para otorgarle $2.5 millones a Puerto Rico para asistir con la convocatoria de un nuevo plebiscito.

A cambio de los fondos, el presidente Obama quiere que el Secretario de Justicia de Estados Unidos supervise si la papeleta electoral – en referencia a las alternativas de status – y la campaña educativa del plebiscito cumplen con las normas constitucionales, las leyes y la política pública estadounidenses.

Aunque el proyecto no ha echado hacia delante en el Senado federal, la esperanza de los que lo promueven es poder integrarlo al proyecto de presupuesto del Departamento de Justicia de Estados Unido en un comité de conferencia del Congreso.

La duda principal, sin embargo, es si el Congreso se pondrá de acuerdo para aprobar un nuevo presupuesto federal o si, como en años anteriores, dependerá de una resolución que mantenga el mismo nivel de gastos de este año fiscal, sin añadir nuevas iniciativas

http://bcove.me/1hk0xxp8

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Fotos

There are no rated photos (yet)
Posted by on 07/25/2013. Filed under Estadidad, Status. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...