All Politics Is Local – Resumen del Pensamiento de Tip O’Neil

Comentario http://www.estado51prusa.com/ Pásalo a Cien. Ver http://en.wikipedia.org/wiki/Tip_O’Neill

Ver Otros Libros sobre estrategia política en http://www.estado51prusa.com/?page_id=25809

All Politics Is Local

Thomas P. O'Neill, Jr.

Thomas P. O’Neill, Jr.

Por: Tip O’Neil

Resumen para propósitos educativos, sin fines de lucro, no hemos podido solcitar autorización al autor, pero entendemos promueve la compra y lectura del libro original que aun no está traducido al español.

Bob Adams, Inc., 1-800-872-5627, http://www.adamsmedia.com

Político por 60 años. Legislador estatal, Congresista Federal y Speaker desde el 1977-1986 por Massachusetts.

Es una colección de anécdotas, cuentos e historietas de sus vivencias en la política activa.

Resumen: Listado de Máximas Políticas de Tip O’Neill:

  1. Decide y vota según tu consciencia, tu país, tu distrito y según el liderato, en ese orden.
  2. Nunca cuestiones o impugnes la honestidad, integridad o sinceridad de otro ciudadano sin pruebas contundentes.
  3. El mundo es redondo, lo que hoy le sucede a otros, mañana te sucederá a ti.
  4. Puedes lograr lo que desees si estás dispuesto a concederle el crédito a otros.
  5. Nunca pierdas el idealismo y la fe en los demás.
  6. Dirige por consenso y nunca por imposición. Motiva, persuade, enseña con tu ejemplo.
  7. Entre más grande el grupo, menos compromiso tienen.
  8. Aprende a decir: “No se, pero me informaré pronto para contestar tu pregunta”.
  9. KISS – Keep It Simple Stupit. Mantente simple, estúpido.
  10. No te mantengas molesto, existe un mañana. El que hoy es tu adversario, mañana podría ser tu colaborador.
  11. Nunca hables de ti en tercera persona.
  12. Si dices la verdad, no tendrás que recordar lo que dijiste.
  13. El corredor que comienza rápido, termina lento.

Lo más importante para un político es mantener su palabra, defender los intereses de sus representados, ser leal y razonable. Hablar claro, en forma sencilla y entendible. Con sentido del humor, pero sobre todo, entender que toda política es local.

La primera vez que aspiré a un cargo público perdí, por eso mi padre me dijo que “toda política es local, nunca lo olvides”. Por eso nunca más perdí, porque nunca lo olvidé. Siempre visité y estudié a todos los electores y los cambios habidos en mi distrito. Cuando me escribían o llamaban, los atendía, pronto, los ayudaba en lo que podía, no les decía llamen ustedes, yo llamaba para tratar de resolver sus problemas. Si no los atiendes volverás a ser pronto otro elector más.

En todo se aplica el consejo de estar en el sitio preciso, en el mejor momento y sacarle todo el provecho posible. Una vez montamos a un candidato sobre un caballo para llamar la atención, y lo logramos.

En toda campaña política hay cuatro factores: el candidato, los issues, la organización y las finanzas. Con el tiempo ha variado la suma de dinero que se usa, pero lo que no ha cambiado es que cada elector agradecerá que le pidas su contribución y su voto.

Nunca “mires” la cantidad de su contribución. No te tientes a ayudarlo por la cuantía. Pero no se lo digas a más nadie, porque el que pueda contribuir mucho no lo haría.

Si no pides el voto, es posible el vecino o elector piense que no te lo mereces.

Piensa antes de hablar. El que habla sin pensar erra frecuentemente.

No hay enemigo pequeño. (Si se va a tener alguno que sea grande. El pequeño te denigra, el grande te enaltece, el pequeño nada tiene que perder y te puede matar, el grande tiene algo que perder y se cuida de que nadie lo acuse de abusador. El perdonavidas te tira con piedras, el Rey tiene que cuidar su prestigio.)

Henry Ford visitó Irlanda y le solicitaron una donación al Hospital de sus antepasados. Le hizo un cheque por $5 mill dólares. Al otro día el periódico local publicó que la donación había sido por $50 Mil, por lo que Ford rehizo el cheque antes de que el periódico aclarara.

Un candidato “positivo” se dedicó a la campaña más sencilla, económica y efectiva que se puede hacer. Caminar casa a casa. En una libreta apuntaba a los que le abrían las puertas y le prometían votar por él los anotaba como seguros, los demás como probables y nada por los que no abrían. En una casa le contestó una señora que le dijo que conocía bien a su padre como un maleante y que sería como su padre. Apuntó: “Probable”.

El político en una reunión saluda personalmente a cada elector. A veces más de dos veces en una misma actividad. (CRB en Guayama saludó hasta un maniquí.)

Benjamín Franklyn decía que el candidato le debe pedir contribuciones políticas primero a los que conoce le ayudarán, luego a los que es posible lo ayuden y a los que sabe no le ayudarán por si se ha equivocado con ellos.

Entre un voluntario que ofrezca tiempo y otro que aporte dinero, usualmente cuenta más el del tiempo. El dinero se gasta, el trabajo voluntario es perdurable, se lo dicen a todos sus amigos, son los que más votos llevan a las urnas y si los atendemos, volverán a ayudar en las próximas campañas.

John Adams

John Adams

Harry Truman ganaba poco como Juez por lo que le solicitó a su Jefe político lo designara Asesor del Condado, pero como no era “suficientemente listo” lo enviaron al Senado Federal.

Nunca dejes que te presenten en actividades deportivas, a menos que sea por una razón muy especial. Cuidado en las actividades religiosas. Un abucheo espontáneo puede ser muy perjudicial.

Se debe ser agradecido. Especialmente con la esposa. Siempre. En política se necesitará su ayuda antes de lo previsto.

Un político debe ser un buen orador. Aprender la técnica. Practicar su voz. Leer y aprenderse de memoria buena poesía, tal como:

    1. Mensaje de Poloniou a su hijo Laertes, de Hamlet, Shakespeare.
    2. “La Villa Desierta”, poema de Oliver Goldsmith
    3. “It Can Be Done”, por Edgar A. Guest, poema.
    4. “Abou Ben Adhem”, por Leigh Hunt, poema.
    5. “Around the Corner”, por Charles Hanson Towne, poema.
    6. “If”, por Rudyard Kipling, poema.
    7. “Friendship”, por Ralph Waldo Emerson, poema.
    8. “Psalm Of Life”, por Henry Wadsworth Longfellow, poema.
    9. “The Man In The Glass”, por autor anónimo, poema.
    10. “Rules of the Road”, Por John Boyle O’Reilly, poema.

Vea en español: La Vida Es Sueño De Calderón de la Barca http://luis.salas.net/indexcb.htm Lea buena poesía y buena prosa para el ritmo y el buen decir, para que sus discursos sean espontaneos y en forma natural.)
Otros WEB Pages de Poemas son:   http://www.cj.5c.com/ http://www.geocities.com/Paris/5698/ http://www.ludweb.com/

Lincoln Button-1860

Lincoln Button-1860

http://members.xoom.com/nerudita/ http://tqd.advanced.org/3247/ http://www.cubafestla.com/martipoemsp.htm http://pages.hotbot.com/resumes/romanticos/ http://www.poesia.com/mate_edi.htm http://anipro.interspeed.net/POEMAS.html Poema 20 http://luis.salas.net/pn24020.htm http://luis.salas.net/index.htm http://www.skios.es/poEtica/Poemas_Urgencia/frameset.html http://usuarios.iponet.es/darco/naufragos/poemas/index.html http://www.lacolonia.com/xpoema.htm http://www.prhangout.com/poemas/index.htm http://www.puntoarte.com.ar/alina/llibros.html http://www.wwa.com/~roustan/antologi.html http://www.puertorico51.org/english/poetry.htm

Nunca ataques la familia de tu oponente.

Los golpes bajos no son de líderes, el líder debe aparecer siempre como el “bueno de la película”. (En Puerto Rico Jorge de Castro Font se quemó y depravó por atacar a Sila como “guerrillera”, a Miguel Lausells diciéndole que quería hacer una “Convención en el Escambrón”. Eduardo Bhatia para atacar el Proyecto Young dijo que todos los Congresistas eran “corruptos” y unas “prostitutas”, en New Jersey que los puertorriqueños nunca seríamos un Estado porque somos “pobres, ignorantes y mendigos”. y su campaña se basó en decir que “las madres puertorriqueñas paren hijos para el wellfare”, que en Puerto Rico lo que hay es narcotraficantes y que nuestro español dividiría y destruiría a los Estados Unidos. Por eso Luis Gutiérrez lavó su automóvil con una vellonera en el estacionamiento del Congreso y enviaban títeres a los pasillos del Capitolio diciéndoles a los Congresistas que si querían un Estado de cafres. ¿Son esos los dirigentes que Puerto Rico elegiría si se les dice la verdad?)

Nunca ataques la familia de tu oponente.

Una vez en una Convención me entregaron un discurso, cuando lo leí era igual al orador anterior. No leas en público como tuyo, lo que no has revisado antes.

Habla de lo que sepas, como lo sepas y sientas. O aparecerás insincero.

El discurso de Gettysburg de Abraham Lincoln es de 271 palabras. El Primer Mensaje de Inauguración de Clinton fue de 14 minutos, el de Kennedy de varios minutos, el Padre Nuestro es de dos párrafos, la Constitución Americana y el Manifiesto Comunista son de pocas páginas. Mantén los discursos cortos, al punto, sencillos, con frases trascendentales. Él período de atención de un auditorio es de un promedio de 18 minutos. Un ejemplo, anécdota, historia, parábola o cuento es fácil de recordar.

El político tiene que aprender a escuchar. Hablar cuando tiene algo importante que decir. Para decir boberías es mejor callar.

Los mejores discursos son los que tienen una frase clave: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país”, de Kennedy; “No tenemos nada que temer sino al miedo mismo”, de Franklyn Delano Roosevelt; “Con malicia para nadie y caridad para todos”, Abraham Lincoln; “No hay problema en América que América no pueda resolver”, Clinton. Una vez había un candidato a Contralor que no sabía hablar. En una actividad de candidatos estaba tan nervioso que le preguntó al que estaba al lado qué decir, porque era auditor y no orador, pues diga eso. Cuando lo presentaron se paró en el podium y dijo: “Yo soy un auditor y no un orador”, y se sentó. Ganó porque todos recordaron su mensaje.

Cuando te presentes como orador siempre considera el auditorio, el tiempo, los oradores anteriores, si el tema es el apropiado y que es mejor hablar poco sustancial que mucho innecesario.

En cada elección hay que trabajar mucho. Esto motiva a otros a trabajar y juntos es como se gana. En mi segunda campaña visité diez mil personas en sus hogares, besé miles de niños, le dije lo guapas que estaban a miles de damas, y pronuncié doscientos discursos. Mi esposa al escucharme dijo: “Pronunciaste el mismo discurso doscientas veces”. (Lo mejor es un mismo discurso adaptado a cada ocasión, para lograr naturalidad, tempo y espontaneidad.

Nada aborrece más que que escuchar a un político leer un discurso. Si puedes, habla desde la manga. Una vez una señora le preguntó a un Senador que cómo podía esperar que ellos recordaran su discurso si ni él podía recordarlo y tenía que leerlo.

En los duelos, los políticos hablan del fallecido primero y luego de ellos, o primero de ellos y se olvidan del fallecido. Lo mejor es hablar lo que se debe o callarse.

Favorece lo que tu consciencia y la razón te dicta es lo mejor, de esa forma el que no esté de acuerdo, al menos te respetará.

El político tiene que atender primero a los que le ayudan, a la mayoría, de ellos depende mantenerse en el poder.

Puedes cambiar de opinión sobre algún asunto importante, pero hazlo rápido y explícalo.

Considera las divisiones internas de los grupos o entidades. Escoge ayudar a una facción sólo si conviene.

Todo detalle es importante. A cada persona que conozcas, escríbele una carta. Envía miles de cartas justificadas. Envía tarjetas de felicitación. Al votar hacen la diferencia. Una vez le escribí una carta de condolencia a una anciana, que me preguntó si conocía a su esposo fallecido. “No pero como su esposo tenía 70 años, pensé que usted podría necesitar ayuda con el Seguro Social”, y me lo agradeció. (Ramón Luis Rivera envía tarjetas de felicitación por el cumpleaños, navidades, Día de las Madres y de los Padres, con sus oficiales casa a casa. Gana por 38,000 votos. También visita las funerarias y hospitales diariamente.)

No te quejes por las muchas horas de trabajo intenso en la política. Piensa qué estarías haciendo si te derrotan.

Había un Congresista que enviaba una carta o mensaje escrito cada semana a sus electores. Más del 30% de los electores no reciben cartas y piensan que te interesas por ellos. Una vez le envió una felicitación por un recién nacido a una casa de unos ancianos, que dijeron que aunque no tenían bebés se la agradecían por haber pensado en ellos. (Siempre debes tener tarjetas de voluntarios a la mano, y darle seguimiento. Cuando visites a alguien déjale aunque sea una tarjetita para que se recuerden de ti. Carlos Cerra le regala bolas a los niños en las navidades, y estos motivan a que sus padres se lo agradezcan en las elecciones.)

Te eligen para que le sirvas de tarjeta para tirarte piedras y lodo. En el famoso libro “La Guerra y La Paz” el Conde Rostov, tras ser seleccionado líder y recibir homenajes de su pueblo, salió a luchar y al escuchar las balas dijo: “Por qué me disparan, a quién todos aman?” Esto debe recordar cada líder. El que te elijan no quiere decir que te seguirán por siempre. (Recuérdate de las personas que te ayudaron a subir porque serán los mismos que encontrarás cuando bajes.)

La política brinda grandes satisfacciones personales, pero ni dinero, ni poder real inmediato.

El político debe conocer las particularidades de cada barrio, sector o precinto. Estúdialas. Para identificarse con los vecinos, el visitar los sitios especiales o detalles interesantes del área. (El 98% de la campaña es persona a persona que es donde se logran los votos y se establecen los temas, pero el 98% del dinero se va en estribillos para la prensa, radio y la televisión de los temas que se han podido establecer en la campaña persona a persona.)

La mejor recomendación a un nuevo Candidato es que seleccione a sus ayudantes y asesores con experiencia, que sean capaces, preparados, inteligentes, trabajadores y algunos colaboradores leales con deseos de aprender. Saber seleccionar el equipo de trabajo es esencial, porque el líder no trabaja solo, porque su equipo hace más trabajo que el propio Candidato.

En la democracia los votos son esenciales para ganar y lograr hacer las obras. La política es el arte de lo posible y de saber negociar y lograr compromisos. Para la Declaración de Independencia de los EU, los delegados a la Convención de Filadelfia acordaron sería por unanimidad. El Delegado por Delaware había dicho que votaría a favor si era el último voto decisivo porque estaba muy enfermo. Uno tenía un empate dos a dos, se convenció a un opositor que se quedara en su casa. Pennsylvania estaba cuatro a tres, y se convenció a dos opositores a que se quedaran en sus casas. Nueva York se abstendría. Convencieron a Carolina del Sur posponiendo la decisión sobre la esclavitud. Trajeron al de Delaware muy enfermo a votar, Nueva York votó a favor a última hora y así nació la Nación más democrática que ha conocido el mundo, por pura negociación y compromisos.

El que actúa bien, pensando en el bienestar general, no tiene que preocuparse por su próxima elección. Las decisiones deben hacerse como se deben hacer, sin pensar en las repercusiones inmediatas. El líder piensa en las próximas generaciones, no en la próxima elección. Si te ocupas del bienestar general de tu electorado, tu electorado se ocupará de ti en las elecciones.

Hay cosas que no se pueden delegar, que debes hacerlas tú mismo. Como contar los votos para cualquier elección o decisión. Cómo buscar el voto de cada cual, de todos los que puedas.
Compromiso no es renegar a tus principios e ideas, sino posponerlas total o parcialmente para que se pueda lograr una mayoría que logre realizar una prioridad. Es lograr 218 votos en la Cámara o 51 en el Senado Federal. ¿Cómo conseguir los votos? Apelando a su consciencia, a la razón, a la conveniencia, al Patriotismo, a la lealtad partidista y a su confianza en el proponente. Nunca con amenazas o extorciones. Nunca uses el ultimatum. Nunca para derrotarlo personalmente. Legislar es lograr componendas, llegar hasta el punto medio. Nunca le pidas se suicide políticamente. Una vez le pedí el voto a un compañero que me dijo era difícil. Le dije que para las cosas fáciles no tenía que pedirle su voto y me apoyó. Es necesario saber hasta dónde se le puede pedir el voto a un compañero. (Últimamente se dice que se baila con el que baile contigo.)

Nada vale tanto en política como la lealtad. Para exigir lealtad hay que ser leal. Especialmente en situaciones difíciles. La democracia no funciona si cada cual hala sólo para su lado. Es necesario colaborar y ser fiel a los principios generales del partido.

En la democracia, cada cual debe respetar las funciones de los demás. Cada cual tiene su autoridad y hay que respetarla. Deng Xiaoping de China siempre que me hablaba preguntaba si el Presidente tenía que pedirle el dinero al Congreso, y yo le contestaba que no podía olvidarse de ello. La democracia no es el sistema de gobierno más eficiente, sino el que logra la mayor libertad individual posible.
El poder hay que saberlo usar, no importa cuán fuerte sea el opositor. Una vez un Secretario quería cerrar una instalación militar esencial para mi distrito. Había una legislación importante y me ausenté. El Presidente me llamó y le dije que estaba dedicándole todo mi tiempo a salvar la instalación militar, que por eso no tenía tiempo para asistir a votar. El Presidente me dijo que él se encargaría de asegurarme que la instalación militar no cerrara y que yo acudiera a votar. La política es tú me ayudas y yo te ayudo, tú me cuidas las espaldas y yo las tuyas. Así es que se negocia en el Congreso para el bienestar general de todos los que votamos, por eso el poder principal en la democracia es el voto. (En la democracia el voto es más poderoso que el dinero, los ejercitos o la religión.)

A veces hay que forzar, estimular o motivar a compañeros a realizar labores que no le agradan. Una vez le pedí a un compañero aceptara un Comité que no deseaba, pero le puse como anzuelo el designarlo a otro que sí aspiraba. Aceptó el “paquete” o “convoy”.

El Senador por Alaska quería que el Congreso traspasara las vías ferroviarias al Estado. Logró que un Presidente del Comité, que había causado mucho resentimiento en la Cámara retrasando proyectos, lo llevara a votación el último momento. Con el proyecto en la mano fue a la Cámara a verme. Fui al líder de la oposición, sabiendo que quería hacer quedar mal al Presidente del Comité del Senado y le dije que podríamos enseñarle cómo se puede aprobar un proyecto en poco tiempo, y le aprobamos trabajando por el amigo Senador de Alaska. Moraleja, hay que conocer los enemigos de tu adversario.

No se tiene éxito atacando a los que están arriba. Al insubordinado nadie lo respeta, ni a quien ayuda en un momento dado porque saben no tiene lealtad para nadie.

Negociar es la forma de lograr compromisos. Una vez necesitaba un favor de otro compañero y se lo cambié por otro favor. Tú me ayudas y yo te ayudo. Ese es el juego.

Una vez un Congresista designó a un joven de su distrito para la Academia Naval. El joven tuvo problemas y llamó al Decano el cual le dijo que era el último de su clase, “Alguien tiene que ser el último”, le dijo. Le dieron otra oportunidad que aprovechó muy bien y se convirtió en un Capitán famoso. Cuando se pide un favor hay que hacerlo con elegancia y tener una buena respuesta preparada para contestar los argumentos negativos.

Reagan me prometió ayudar a Irlanda. Su Secretario de Defensa se opuso. Le dije a Reagan que tendría que usar cinco minutos de la Sesión pública para decir que el Presidente no cumplió su palabra. Me pidió cinco minutos para hablar con el Secretario de la Defensa, a los cinco minutos me llamó y me dijo que los que estábamos en política nunca podíamos incumplir nuestra palabra, y se resolvió el problema.

Todos me pedían listados de proyectos de ley, para ver mis prioridades. Yo atendía los proyectos de ley como se presentaran. Nunca preparé listados de proyectos que no sabía lo que pasaría con ellos.

El tiempo es el recurso más valioso para el político. Se hacen calendarios para cumplirlos, que sean razonables, aunque haya retrasos imprevistos y normales.

En esta época de grandes cosas, todavía son las pequeñas cosas las que hacen la diferencia. Cada elector tiene su razón especial y particular de votar, por lo que en el trato personal, la visita a su hogar, es la campaña que nunca falla.

En campaña por una ciudad o municipio, busca y visita lo que sea “unique”, habla de ello en tu discurso. Todos te lo agradecerán y recordarán.

Cuando resuelves un problema, hazlo con los demás, así resuelves varios problemas a la misma vez.

No me gustan los insultos. Ni hacerlos ni que me los hagan. No es recomendable hacerlos porque invita a que te los hagan. (El líder no debe ocuparse de pequeñeces, dejarle eso a los políticos tradicionales.)

Carter propuso tantas cosas a la vez que no logró ninguna. Regan se dedicó a pocas y las logró. Hay que conocer el sistema democrático, su lentitud, en lo que trabaja, pero tener siempre fe en que funciona.

Toda decisión política conlleva perjudicar a algunos, es buena si sólo perjudica a unos pocos, pero incluso a esos se debe buscar la forma de minimizar el perjuicio, o prometerles algo para el futuro. Porque el beneficiado es agradecido en forma tímida, pero el perjudicado responde en forma agresiva. Unos pocos (Especialmente Grandes Intereses) bien organizados pueden hacer más daño que los muchos no organizados, incluso el día de las elecciones si no se le ha comunicado bien a la mayoría los beneficios que deben defender.

El que participe en política debe tener un genuino interés en ayudar a la gente.

Subir bajando a otros no es aconsejable. Tratar de subir muy rápido, menos. Si algo es importante en política es el “timing”.

El político que no cumpla con sus promesas, que no las haga. Es mejor ser sincero que mentir al prometer, lo primero decepciona en forma pasajera, lo segundo en forma permanente.

Lo más importante para una persona es su nombre, que lo recuerden. El político debe recordar los nombres y tener alguien al lado que se los recuerde continuamente. (Las Avanzadas de CRB usaban walkie talkies en las caminatas para esto.)
En política la percepción de la gente es más importante que la realidad. Hay que tener cuidado a que te anuncien en actividades religiosas, deportivas, sociales o cívicas y que no te vean brincando una fila. (La mujer del César no sólo tiene que ser honesta, sino también aparentarlo.)

Cuando se es líder de un pueblo, cada pequeña cosa se magnifica. Es importante resaltar las obras, pero no el ser distinto a los demás en cosas como dar una propina, ser cortés, o actuar según el protocolo de cada ocasión.

En la depresión el 25% estaba desempleado, el 55% bajo el nivel de pobreza, el 8% con un plan de pensiones y el 3% con un seguro médico. El político tiene que tener fe en la democracia americana, ha funcionado bien, siempre ha resuelto los pequeños y grandes problemas, debe confiar en que la sabiduría del electorado siempre acierta, a corto o a largo plazo.

Las estadísticas y los números se pueden usar a nuestro favor. Los mejores bateadores logran un hit cada tres veces al bate, pero a los políticos le exigen mil por ciento. Cuando a John F. Kennedy le atacaban porque era muy joven con 43 años de edad para la Presidencia, señaló que Ted Williams se retiraba a los 42 años porque era muy viejo para el beisbol. Una vez la Secretaria de Prensa de Kennedy dijo que sólo había dos bateadores de 400 en la historia de los Estados Unidos, Ted Williams y Kennedy.

Todos critican a los políticos. Cuando pasaba mucho tiempo en Washington me estaba alejando de los electores de mi distrito, cuando pasaba mucho tiempo en mi distrito estaba desatendiendo la labor en Washington. Cuando guiaba un auto viejo decían que era tacaño, cuando lo cambié que ya los cabilderos me habían comprado. Cuando uso ropa nueva me dicen arrogante y si vieja que era un atorrante. Cuando falto a la iglesia un domingo que me convertí en ateo, si no falto que estoy buscando votos. Siempre hay quien critique a los políticos.

“Cualquiera puede romper una casa, pero hace falta un carpintero para construirla”, dijo Sam Rayburn. También dijo “Primero Americano y segundo Demócrata”.

Un solicitante de un préstamo, mejor dicho suplicante, le explicó sus necesidades al Banquero del pueblo. Tras escucharle, el banquero le dijo que tenía una forma para conceder o no un préstamo: “tengo un ojo de vidrio y otro normal, si me dice cuál es el de vidrio le concedo el préstamo”. Escogió el de la izquierda. Entonces el banquero le dijo que cómo lo había adivinado: “Es que el ojo de la izquierda es más considerado”.

Siempre se debe decir gracias y por favor. Es difícil que no acepten tu pedido cuando lo haces en forma razonable. Cada vez que gané unas elecciones le agradecí a mi contrincante su participación, en la séptima elección todos firmaron un anuncio a mi favor. (Lincoln cabalgaba con su encopetado Secretario de la Defensa al frente de la Casa Blanca, cuando un esclavo le saludó y le devolvió el saludo cortésmente. El Secretario le preguntó por qué y Lincoln le dijo que no podía permitir que el esclavo fuera más cortés que el Presidente.)

Al político se le requiere haga favores, pero es importante el recordarlos. Cuando alguien te pida un favor, recuerda que es lo más importante para él, que lo solicita porque lo necesita y cree le puedes ayudar. Trata de ayudar a cada cual, no importa si su petición es grande o pequeña. Es bueno ser importante, pero es más importante el ser bueno.

Los ayudantes son los que dicen que no, el político es para decir sí. Antes que decir que no, es mejor decir que estudiarás el asunto. Cada elector de ser escuchado, por el líder o uno de sus ayudantes. Cuando te aborde un grupo, espera que todos hablen, pedirán media docena de cosas, de las cuales algunas puedes prometer hacerlas y otras prometer estudiarlas.

Pídele a tus ayudantes y asesores las buenas y malas noticias. Su misión principal es mantenerte informado de lo que está pasando. Regularmente las malas noticias son las más importantes porque permiten atender la situación inmediatamente y corregirlas. El ayudante que no te diga la verdad porque te teme es un mal ayudante. Dile frecuentemente si eres la persona para quien ellos pensaron trabajar antes de comenzar a trabajar para ti.

El líder debe ser algo distinto a los demás, eso lo hace sobresalir en el grupo. (Napoleón decía que el líder debe estar con la gente y un poco más arriba que la gente.)

La política es largas horas, interrupciones continuas, atender a cada colaborador, tensiones, debates, decisiones difíciles y no tener privacidad. El político tiene que tener un entretenimiento que le permita alejarse un poco y relajarse para minimizar las tensiones.

El político tiene que compartir con muchos grupos y mucha gente. Para ser exitoso es necesario conectarse con cada grupo y persona, buscar ese interés común que los une y motiva colaborar juntos.

Hay que saber decir si y más importante, aprender a decir que no. Lo primero es lo más agradable, lo segundo lo más profundo.

Hoy la política es 24 horas al día. Es imprescindible conseguirte un buen contable que cuide todas tus cuentas.

Es más fácil hacer promesas en la campaña que cumplirlas cuando logras la posición. Es más fácil correr la campaña que correr la posición.

Nunca digas algo que no te guste aparezca el próximo día en el periódico. La labor de los periodistas es buscar las “noticias”, dondequiera que aparezcan, en la forma más sensacionalista posible. Nunca tomes una pregunta de un periodista como algo personal, ellos tienen su misión y el político la suya. Antes de contestar a una pregunta imprudente, respira hondo, contéstala si te conviene o esquívala si te conviene, pero nunca te molestes públicamente con el periodista. Los periodistas controlan lo que aparece en los medios informativos, no te pelees con ellos. Si alguno escribe algo incorrecto, corrígelo con altura. Si alguno es difícil, apúntalo en una tablita, y luego no le concedas privilegios. No todos los periodistas son iguales, algunos realizan su labor, otros quieren mortificarte, pero no le ayudes a que te perjudiquen. Ayuda al que te trate con razonabilidad y en forma justa. Ante los periodistas, aparece objetivo y relajado. Un amigo decía: “No escribas si puedes hablar, no hables si puedes hacer muecas, no hagas muecas si te puedes mantener callado”. (En boca cerrada no entran moscas.)

La Democracia Americana es la primera constitucional y funcional en el mundo. Depende de dos partidos principales, y otros periferales. Cada dos y cuatro años uno gana y otro pierde, pero se mantiene siempre la estabilidad y continuidad. La diversidad, las diferencias son procesales porque todos creemos en resolver todos los problemas en forma democrática y defender los derechos a la libertad individual. Los Demócratas serían cinco o más partidos en cualquier otro país, los Republicanos tres o cuatro. El político tiene que tener una base organizativa, por lo que debe ser fiel al partido en forma razonable.

Aprende a diferir sin ser desagradable. Cuando te opongas a algo hazlo con respeto a las ideas de los demás. No pierdas la calma en una discusión, porque podrías perder el argumento y a los amigos y compañeros. Si pierdes el argumento pero no a los amigos y compañeros, los motivarás a que consideren tus argumentos y hasta convencerlos luego. Recuerda que el mensajero es tan importante como el mensaje.

Lo más difícil para el político es saber cuándo debe retirarse. Cuándo ha cumplido con su misión o efectividad. Porque es mejor retirarse antes de que sea muy tarde. No esperes a que el electorado te saque.

Listado de Máximas Políticas de Tip O’Neill:

  1. Decide y vota según tu consciencia, tu país, tu distrito y según el liderato, en ese orden.
  2. Nunca cuestiones o impugnes la honestidad, integridad o sinceridad de otro ciudadano sin pruebas contundentes.
  3. El mundo es redondo, lo que hoy le sucede a otros, mañana te sucederá a ti.
  4. Puedes lograr lo que desees si estás dispuesto a concederle el crédito a otros.
  5. Nunca pierdas el idealismo y la fe en los demás.
  6. Dirige por consenso y nunca por imposición. Motiva, persuade, enseña con tu ejemplo.
  7. Entre más grande el grupo, menos compromiso tienen.
  8. Aprende a decir: “No se, pero me informaré pronto para contestar tu pregunta”.
  9. KISS – Keep It Simple Stupit. Mantente simple, estúpido.
  10. No te mantengas molesto, existe un mañana. El que hoy es tu adversario, mañana podría ser tu colaborador.
  11. Nunca hables de ti en tercera persona.
  12. Si dices la verdad, no tendrás que recordar lo que dijiste.

13. El corredor que comienza rápido, termina lento.

 

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Posted by on 05/05/2011. Filed under Estudios, Política, USA, Voluntarios Estadistas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.

One Response to All Politics Is Local – Resumen del Pensamiento de Tip O’Neil

  1. Pingback: Trujillo Alto | Estado51PRUSA.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...