¿Debemos aceptar la Junta? – por Carlos Romero Barceló

{Carlos Romero Barceló presenta en esta columna el objetivo de la estrategia ideal, cuando logremos volver a controlar la Gobernación, legislatura y la mayoría de las alcaldías. Mientras tanto, no se puede permitir que AGP/PPD terminen de destruir a Puerto Rico, porque si nos muere el paciente, luego podremos revivirlo. El prósito de AGP/PPD es destruir a Puerto Rico para que dos millones se muden a los Estados y hacer viable su Separación, para que el Congreso se canse de Puerto Rico y declare la separación.}

PUNTO FIJOCarlos Romero Barceló

por Carlos Romero Barceló

💬1

¿Debemos aceptar la Junta?

La contestación depende de muchos factores. Sobre todo, depende de si queremos la igualdad, la república o mantenernos como colonia.

Para aquellos que, como yo, están convencidos de que lo mejor para nuestro pueblo es que logremos la igualdad, porque así es como único tendremos los beneficios económicos y el poder político que necesitamos para resolver la crisis económica y fiscal que hoy padecemos, la Junta no es necesaria y la repudiamos.

En lugar de estar mendigando y suplicando que nos aumenten la asignación federal en el programa de Medicaid y nos otorguen la cantidad que recibiríamos si fuéramos estado, debemos exigir la igualdad como ciudadanos americanos ahora.

En lugar de estar suplicando que se nos incluya en la ley de quiebras con los mismos derechos que tienen los estados debemos exigir que se nos incluya en el programa federal de Earned Income Tax Credit, al igual que los estados.

Fortuño y Pierluisi lograron el triunfo de la Estadidad en el Plebiscito del 2012, pero Rosselló por Vendetta Personal logró que 130,000 PNP's se quedaran en sus casas.

Fortuño y Pierluisi lograron el triunfo de la Estadidad en el Plebiscito del 2012, pero Rosselló por Vendetta Personal logró que 130,000 PNP’s se quedaran en sus casas.

Aunque al concedernos lo que el Gobernador y el Partido Popular están pidiendo, recibiríamos ingresos en exceso de $2,000 ó $2,500 millones, lo pedimos sin querer asumir la obligación de pagar contribuciones.

¿Acaso no nos damos cuenta que parecemos “buscones” que queremos que nos den más y más, sin asumir responsabilidades y deberes?

Por el contrario, al exigir la igualdad, no solamente estamos exigiendo lo que nos corresponde por derecho como ciudadanos, sino que además estamos reclamando asumir la responsabilidad de pagar contribuciones, igual que nuestros conciudadanos.

Los beneficios de programas federales que ahora no recibimos, serían de $12,000 ó $16,000 millones adicionales.

No solamente estaríamos recibiendo mucho más de lo que ahora recibimos, sino que tendríamos muchísimo más poder político en el Congreso que 22 estados. Además de votar por el Presidente y el Vicepresidente, tendríamos dos senadores, al igual que todos los estados y cinco representantes en la Cámara.

Al lograr la igualdad, tendríamos mucho más recursos para pagar y reducir la deuda y mucho más poder político y lograríamos un desarrollo económico sin procedentes, como han logrado los otros territorios al convertirse en estados.

Particularmente el desarrollo económico en Alaska y Hawaii, los dos estados más recientes, fue extraordinario. Lo mismo ocurrirá en Puerto Rico, cuando logremos la igualdad.

No tengo dudas que los cobardes, los mercaderes del miedo y los colonialistas que padecen de un complejo de inferioridad ante nuestros conciudadanos de los 50 estados, saldrán cacareando que “los americanos no nos van a conceder la Igualdad”.

Esos mismos acomplejados comenzarán a decir que lo que van a “hacer los americanos” es ofrecernos la república y si no aceptamos, nos la imponen.

A esos cobardes, miedosos y acomplejados les digo que del cobarde y del tímido no se han escrito sus logros, porque no los han tenido.

Les digo además, que nosotros, los puertorriqueños ciudadanos americanos, nos hemos requeteganado la igualdad que ahora exigimos.

Este es el momento de exigir que se someta al Congreso y que se apruebe un proyecto de admisión de Puerto Rico como estado, en el cual se establezcan los beneficios y las obligaciones que debemos asumir con la igualdad; incluyendo el pago de contribuciones y la responsabilidad proporcional del pago de la deuda nacional.

El pueblo ya rechazó el status colonial que tenemos y el 61% votó a favor de la estadidad.

El año que viene cumplimos 100 años de haber logrado la ciudadanía. Si logramos, como podemos lograrlo, la igualdad política y de oportunidades económicas durante el año que viene, lograremos salir de esta crisis económica y fiscal, mucho antes de lo que nadie se imagina.

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Posted by on 04/14/2016. Filed under Status. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...