LA PRENSA Y CONTESTAR ATAQUES – Comité Comunicaciones

56 LA PRENSA Y CONTESTAR ATAQUES

El PNP nunca ha sabido establecer una buena relación con la prensa. Es un área que debemos mejorar sustancialmente. Los periodistas de los medios noticiosos, radio, periódicos y televisión, en su mayoría son ideológicamente imparciales y objetivos, pero algunos se han apegado a la teoría de que son los “fiscalizadores” del gobierno, editorializan en forma parcializada, ayudando así a la oposición.

Microfonos

Microfonos

Es necesario el que cada líder establezca un plan para estudiar cada issue de antemano y prever los posibles ataques de la prensa o la oposición. También el designar un Comité de Medios que preparare dos o tres Comunicados de Prensa cada semana, de esta forma le publicarán uno o dos.

Así le usará tiempo y espacio con mensajes instructivos y positivos, que de otra forma se usaría por las críticas negativas y por la oposición. Cada líder debe planificar el establecer las mejores relaciones personales posibles con cada periodista, esto es similar a la campaña persona a persona. No para solicitarle el que nos favorezcan, sino para que sean imparciales y objetivos con el PNP.

Existen técnicas para mejorar las comunicaciones con la prensa que deben usarse, revisarse y ajustarse a las necesidades de cada líder. Existen contados periodistas que usan su posición como “Comisarios de Barrios” del PPD, a esos es necesario tratar de neutralizarlos o designarlos claramente como nuestros adversarios, de esa forma minimizar su efectividad. Pero esos son la excepción. En eso se debe ser muy selectivo.

El hecho de que un periodista publique una información falsa del adversario, no es para molestarnos, sino para aprovechar la oportunidad para aclarar la información. Nadie en política debe pelearse con la prensa. Los periodistas no son electos y en­ tienden tienen licencia para criticar a todo el mundo sin responderle a nadie. Además son extremadamente sensitivos a que les critiquen. Son como aquel que le gusta burlarse de otros pero que no se burlen de él.

Hay que reconocer eso. Usar en todo momento la oportunidad de aclarar informaciones específicas con las pruebas en la mano.  Newt Gingrich, el Speaker republicano, es un fenómeno con la prensa. Ha logrado dos veces más cobertura periodística que el Presidente Clinton. Su técnica es que cada dos o tres días emite comentarios controversiales, interesantes, creativos, novedosos e impactantes. Los periodistas buscan eso. Gingrich les provee lo que ellos están buscando y le publican casi todo lo que dice y escribe. Porque es necesario recordar que los medios de comunicación masiva son empresas comerciales luchando por lograr los mejores “ratings” de audiencia.

Por eso es que buscan lo distinto, raro, creativo, controversial e impactante. También lo que otros no han publicado. También estar atentos a lo que aparece en los periódicos, revistas y la televisión Nacional e Internacional. Porque en pocos días los periodistas estarán atendiendo esos temas en Puerto Rico. Hay que asignar a un Comité que esté atento a esos temas nuevos.

Reporter

Reporter

Cada hora que pasa, la tensión aumenta y como seres humanos estamos expuestos a errores que pueden ser electoralmente costosísimos. No nos podemos dar el lujo de cometer muchos errores o errores sustanciales, aunque en campaña siempre se cometen errores.

El que hace obras o participa en la campaña comete errores. Eso es perdonable. Lo que no se pueden permitir son los errores de mala fe. No vamos dejar de hacer campaña por dejar de cometer errores. Por eso debemos estar conscientes que no podemos hacer la campaña solos, debemos reunimos regularmente con varios Comités de Estrategia que nos brinden la oportunidad de compartir ideas, sugerencias y alternativas.

De fuentes altamente confiables se nos ha informado que por costumbre el PPD trata de saturar los periódicos, la radio y la televisión, en los pueblos repartirán hojas sueltas con ataques y golpes bajos; con mentiras y falsedades para crear confusión. Están desesperados porque no tienen obras que mostrar.

Basarán su campaña en lo negativo. Esto es de esperarse porque los populares están dispuestos a todo en su desesperación y nerviosismo. Si los líderes populares no tuvieran cosas en qué pegarse, las fabricarán sin escrúpulos como en las campañas pasadas. Ataques personales, sobre cuestiones de trabajo, de moral, de ética, de todo están dispuestos a fabricar los populares por llegar al poder y repartirse el presupuesto entre unos pocos.

Las formas de contestar estos ataques son:

  1. La verdad es la contestación más con tundente, pero no basta con la verdad, hay que saberla exponer. Recuerden que no basta que “la mujer de César sea honrada, tiene que demostrarlo y aparentado siempre”. No basta con la verdad sino que esta tiene que expresarse clara, sencilla y efectivamente. De forma que la gente, los electores, la entiendan. Nunca se debe de contestar un ataque sin discutirlo antes con un grupo de amigos de diferente pensar. El Comité de Estrategia debe siempre estar disponible para reunirse y discutir estas cuestiones.
  2. Contestar un ataque con la verdad, si la verdad nos favorece, es un contraataque, y no podemos estar en la defensiva, siempre en la ofensiva.
  3. Restarle importancia al ataque, cuando el ataque es tan increíble, insignificante o poco relacionado. Tomar la cosa a broma, reímos de sus actitudes y ataques por ser productos de su temblequear. Decir que dicho ataque los denigra, que nos atacan con pequeñas cosas porque no tienen otros argumentos de qué hablar, que sus ataques en vez de perjudicamos lo que hacen es ayudamos, que nos tiran porque les estamos ganando. No debemos restarle importancia a ataques que prendan en el electorado. Si vemos que el electorado les da importancia, debemos darle importancia al contraataque. Recuerda que la ofensiva es siempre la mejor defensiva.
  4. No contestar el ataque, no hablar de eso. Esto se debe de hacer cuando el ataque es tan claramente perverso e infundado que ni ellos mismos se lo creen. Hay que tener cuidado, porque si estimamos mal la credibilidad de esto, nos puede costar mucho. En caso de duda, contesta y contraataca, pero conscientemente.
  5. 5. Ataca, contra una bomba, otra A nuestro electorado le gusta la valentía, el líder fuerte, sin miedo. Pero no ataquemos con golpes bajos, pues estos pueden ser un “boomerang”, arma corva que al tirársela al enemigo, si no le da, regresa a herir al que la tiró. Tan importante es la forma y el contenido del ataque o el contraataque como el momento, tiempo, “timing” en que se hace. Ni demasiado rápido ni demasiado tarde. Ataca con explicaciones sencillas que todos lo comprendan, preferiblemente con una frase o ejemplo. Ataca en forma efectiva, que se note lo menos posible, que cause las menores heridas externas posibles, pero que vaya destruyendo la fortaleza electoral del adversario. Ataca conscientemente, discutiendo la estrategia con tus allegados, con el Estado Mayor en el campo de batalla, sin dar pasos en falso. El ataque entusiasma a nuestra gente, le brinda razones a los indecisos para que se alineen a nuestro lado y destroza el entusiasmo del adversario. Ataca para que el adversario tenga que ocuparse de contestar los ataques, tenga que ponerse en la defensiva. Ataca en forma que el-gobierno se desarrolla en una situación que podríamos llamar de “oposición”, dicho esto entre comillas. El periodismo necesita obtener informaciones y el gobierno, en algunas o muchas ocasiones, tiene la obligación en un momento u otro, de mantener reserva en cuanto a proveerlas, en protección de algún genuino in­ teres publico vital. Sin embargo, situaciones como esa existen en diferentes aéreas de la actividad humana, y no tienen por qué necesariamente originar conflictos entre las partes. Se pasa de la situación de “oposición” a la de conflictos cuando surgen malentendidos, cuando una de las partes no entiende, conoce o comprende la legitimidad de lo que está reclamando la otra, o cuando una u otra o una y la otra no están aptas para descargar la “alta responsabilidad ” que les corresponde.

    El 95% + de los periodistas activos en Puerto Rico son Anti-Rosselló rabiosamente.

    El 95% + de los periodistas activos en Puerto Rico son Anti-Rosselló rabiosamente.

58

ESTRATEGIA CON LA PRENSA

Algunos en el PNP han tenido una magnífica relación con la prensa. Por sus gestiones personales y las de sus colaboradores y allegados. Trabajadores, dedicados bien intencionados, logran hacer obras y que se les reconozca a través de la prensa.

Por qué otros Jefes de Agencias y líderes del PNP no aparecen tanto en la prensa? Es que no lo planifican, o no gestionan aparecer en la prensa, o no le dan la 1mportancia que merece. Quizás no conozcan los elementos técnicos. Por lo que deben aprender, o buscar ayuda de alguien que sepa cómo se prepara un Comunicado de Prensa y se envía a la mano o por fax. Que sea bien escrito, simple, sencillo, correcto, sustanciado, claro y corto. Que se transmita a tiempo, antes del cierre de las ediciones o con suficiente antelación para que se pueda incluir. También saber lo que es para un periódico diario semanal, regional, la radio o la televisión, cual medio lo publicaría de acuerdo a su contenido. Que sea noticia y no historia. Debemos promover el que todos los Legisladores, Alcaldes y líderes enviaran un Comunicado de Prensa semanalmente.

¿Cómo promover que esos Jefes de Agencias, Legisladores, Alcaldes y líderes del PNP ayuden mas efectivamente en la comunicación pública de la Gran Obra de Gobierno que se está realizando? lo cierto es que de los Dirigentes, Jefes de Agencias, 50 Legisladores, 54 Alcaldes y 500 lideres principales del PNP, si se logra que 40% aparezcan el 20% en la prensa, con mensajes positivos de la obra de gobierno, usarían tiempo y espacio que la oposición política ahora usa para atacar la obra de Gobierno.

En términos generales, principalmente porque muchos periodistas se han proclamado “fiscalizadores”, la prensa es la oposición más efectiva en contra del PNP. Además los penepés nunca hemos aprendido a informar bien al Pueblo sobre nuestras grandes obras gubernamentales.

Es penoso que un partido popular que en Medio Siglo No Han Realizado Obras de Envergadura, poco o nada ha hecho, se anuncien como buenos gobernantes apegándose al pasado y a la época del ‘40 que no volverá, y todavía la prensa los acepte y divulgue las mentiras y falsedades de los populares. Pero en muchas ocasiones es culpa de algunos líderes del PNP que no escriben y no hablan a la prensa.

Todo lo negativo y destructivo es lo que identifica los rotativos FR

Todo lo negativo y destructivo es lo que identifica los rotativos FR

.             Si cada Alcalde, Legislador, dirigente y líder del PNP se dedica a mejorar en todo lo posible su relación personal e institucional con los periodistas (y con todos los relacionados con los medios de comunicación), no criticarlos, darle cariño cultivar su amistad, usarles todo el tiempo y espacio posible, brindarles noticias novedosas creativas e impactantes que tanto les gustan, que regularmente visiten las redacciones y emisoras de toda la isla, en forma sistemática y continua, mucho se podrá mejorar en las relaciones con la prensa y las comunicaciones masivas con la ciudadanía. Que cada cual prepare un plan de dos o tres comunicados semanales, de ocuparse de uno o dos periodistas o ejecutivos de los medios noticiosos para con atenciones motivarlos a que se sea justo, objetivo y razonable con el PNP, y especialmente con los principales candidatos que aparecerán en la papeleta (Gobernador, Legisladores y Alcaldes), mucho se podrá lograr.

Es necesario entender que para Ganar en 2016 y completar la Gran Obra de Gobierno iniciada es necesario echar a un lado intereses personales y unirnos todos a trabajar juntos. Que se necesita coordinar y sincronizar todos los recursos disponibles y que razonablemente sean beneficiosos. Darle la oportunidad de trabajar y opinar a cada cual en lo que mejor pueda aportar. Que es importante mejorar las relaciones con la prensa.

El líder político debe conocer cómo piensan y actúan los periodistas. Por lo que le solicitamos a uno de los más experimentados periodistas, que a la misma vez ha sido Portavoz de tres Gobernadores del PNP (Ferré, Romero Barceló y Rosselló), y asesores, Antonio Quiñonez Calderón, nos autorizara incluir en este Manual uno de sus escritos sobre el tema, el cual incluimos en forma íntegra:

COMO UTILIZAR ADECUADAMENTE LOS MEDIOS DE COMUNICACION

La existencia de alrededor de 120 radio-emisoras, la inmensa mayoría de ellas con formatos noticiosos (dos de estas las 24 horas del día), de análisis y entrevistas; de casi una docena de televisoras; de tres periódicos que circulan por toda la Isla (uno de ellos El Nuevo Día con un poder incuestionable sobre los lectores), y de cerca de 30 periódicos regionales semanales con un enorme impacto en sus respectivas comunidades, hace que sea titánica, y delicada a la vez, la labor de quienes se dedican a transmitir, como portavoces, información de agencias de gobierno, entidades privadas, sociales, educativas, gremiales, industriales, comerciales o cívicas. De ahí, la necesidad de que el Portavoz o comunicador de tales entidades, y de incumbentes o· aspirantes a cargos públicos electivos, conozcan a plenitud las interioridades de los medias de comunicación.

La regla primaria por la que tienen que regirse un Portavoz que quiera tener éxito en su misión, para él y para su jefe o cliente, ante los medios de comunicación, es tener la confianza plena de aquel. Esa confianza se brinda y se obtiene a través de toda la autoridad que ha de otorgarse al Portavoz para que pueda ser un enlace efectivo ante los medios de comunicación. La manera mejor en que se delega esa autoridad es permitiendo al Portavoz acceso total y directo a todas las reuniones de toma de decisiones y de planificación programático o discusión filosófica del jefe o cliente.

59

Un Portavoz que no esté al tanto al mismo nivel de su jefe o cliente de lo que esté ocurriendo con este, no podrá ser útil en su delicada función, y por el contrario, será un escollo altamente dañino para los fines de su propia misión. Incluso para saber cuándo callar, todo Portavoz tiene que estar al tanto de todo cuanto ocurre en su taller de trabajo.

Si se trata de una agencia pública (de gobierno, ya sea estatal, federal o municipal), el Portavoz debe conocer las interioridades de esa agencia, tanto o más que los más altos funcionarios de la misma. Por ejemplo, el funcionario responsable de producción, tiene que saber el máximo de ese departamento; así, el de finanzas, el de mantenimiento, el de recursos humanos , el de relaciones obrero patronales, y ninguno de ellos tiene necesariamente que saber todo o tanto de los demás departamentos. El Portavoz, sin embargo, porque a este es a quien los periodistas han de recurrir en su momento para conocer, para indagar, para asegurarse de lo que está ocurriendo en la agencia, sea en uno u otro departamento, o en todos. El Portavoz tiene que estar al tanto sobre su agencia y lo mismo se aplica para cualquier tipo de empresa o actividad, desde detalles como el origen legal o constitucional de la misma, sus fuentes de financiamiento, sus objetivos, sus relaciones con otras agencias, etc. La fórmula eficaz para lograr ese reconocimiento radica en la accesibilidad del Portavoz a todos los aspectos relacionados con la marcha de la agencia o entidad a la que sirve. En ese sentido, el Portavoz tiene que responder directa e incuestionablemente a la autoridad máxima de la agencia o entidad, y su cargo tiene que figurar al tope de su organigrama.

Sólo así podrá este ser un eficiente y eficaz Portavoz al descargar su función ante ese ejército de inteligentes y puntillosos periodistas que sirven a ese centenar y más de radioemisoras, televisoras y periódicos diseminados por toda la Isla.

Lo primero que tenemos que reconocer, y normalmente, la relación periodismo aceptar como valido, es el papel fiscalizador de la prensa (escrita y electrónica) en una sociedad de apertura democrática como la nuestra. Ese papel fiscalizador está respaldado en toda sociedad democrática, más que en una o varias leyes, en una vieja y respetable tradición del libre flujo de la información, alimentada por un legítimo derecho y deseo del Pueblo a saber cómo realiza sus funciones el gobierno que elige cada cuatro años y que financia con sus contribuciones. En ese sentido, a la prensa se le ha llamado el cuarto poder, queriendo significar con esto la importancia de vigila n te de los tres poderes públicos en que se sustenta todo gobierno de tipo republica no (el poder legislativo, el poder ejecutivo y el poder judicial). Si bien ninguno de esos poderes está por encima del otro, el de la prensa sin que se entienda que el suyo es un poder avasallante ni superior, porque ya dejáramos de estar hablando de una sociedad democrática, está revestido con la majestuosidad que le otorga el Pueblo al tenerla como su representante, guardián y fiscalizador público, como el informador, como el comunicador publico de las actuaciones y decisiones de sus hombres de gobierno y los demás dirigentes de opinión pública.

Entonces, si el papel fiscalizador de la prensa es algo con lo cual tenemos que vivir y sin lugar a equívoco es bueno que sea nuestro compañero, lo que se demanda es que cada una de las partes involucradas en la ecuación prensa-institución prensa-partido o prensa-gobierno, según sea el caso, ajusten sus igualmente validos intereses a unos niveles que representen y protejan los intereses particulares, sin que ello vaya en menoscabo de la relación de afecto y efecto en esas relaciones.

Existe cierta actitud de “miedo” a la prensa que parece demostrar algunas personas en el gobierno e incluso en entidades privadas. A quienes confrontan tal s1tuac1on, le aseguramos pueden hacer un gran trabajo para terminar con ese mal: si se es honesto y sincero con la prensa, los periodistas pueden ser la mejor ayuda en ese camino. Para empezar a no tenerle m1edo a los periodistas, téngase siempre como norma: saber de lo que se está hablando; presenta la información en forma honesta y clara. Si se cumplen estos cortos y sencillos requisitos, no habrá nada que temer. ¿Cumplió con esos requisitos, y conocedores del medio, o. las interioridades de la prensa? ¿Cómo se trabaja en su medio informativo? ¿Cuáles son sus “deadlines”? ¿Cuando es necesario elevar una querella al editor en lugar de hablar con el reportero al que se ha de aluir? ¿Cuales son normas específicas en cada medio? Entonces se podrán utilizar adecuadamente los medios de comunicación.

CORTESIA Y FIRMEZA: La primera y más importante regla es la siguiente: cuando se actúe ante los periodistas, especialmente en los momentos en que estos se muestren más enérgicos en sus demandas de información, muéstrense corteses pero firmes. Si no pueden brindar la información que se les demanda, expliquen con claridad que están impedidos de hacerlo para no perjudicar una negociación de alto interés público, o porque los regla nos o la ley lo impiden en ese momento, antic1pandoles que en el momento oportuno se divulgara la información. Usted está obligado a atender siempre a la prensa, no a responder siempre a sus preguntas. Como hacerlo es parte de unos consejos que se expondrán más adelante.

61

NOTICIAS

DEADLINE: Es bueno que recordemos que en toda sala de redacción se trabaja con lo que llamamos un deadline. Es decir, allí no hay lugar para perder el tiempo. Allí se necesita la noticia a tiempo, y ustedes tienen que conocer cuál es ese deadline de cada medio. Generalmente, las 7:00 p.m., de lunes a jueves es la hora máxima para que entre en la edición del periódico del día siguiente una información considerada importante o urgente; los viernes y fines de semana, usualmente el deadline es más temprano, entre 5:00 p.m. y 6:00 p.m. Sin embargo, de lunes a viernes, en los periódicos suele celebrarse una reunión, entre 4:30 p.m. y 5:00 p.m., en la que el Director los encarados de las diferentes secciones editoriales analizan las noticias ante su consideración para ir armando las primeras páginas del periódico. En radio, las horas máximas no pasan más allá de las 4:00 (los informes noticiarios nocturnos normalmente son grabaciones repetidoras de las noticias del día), excepto en casos extraordinarios en los que las radio-emisoras movilizan su propio personal para transmitir incidencias en vivo. En el caso de la televisión, ocurre prácticamente igual. Conviene que se haga contacto con los medios radiales y televisivos para estar al tanto, en cada caso particular, de las horas máximas para el suministro de grabaciones de audio y vídeo. Usualmente ocurre que creemos que la nuestra es la noticia más importante de todas cuantas se puedan enviar ese mismo día. Déjele esa decisión a los editores. Cuando su noticia llega a la Sala de Redacción entra en la fuerte competencia con otras docenas de noticias. Factores esenciales que aportaran a que la competencia sea ganada por la suya son los siguientes:

  • la hora de llegada a la sala de redacción;
  • la objetividad;
  • la brevedad;
  • la presentación y nitidez (la presencia de errores tipográficos en la redacción de la noticia hará que el editor se pregunte si la noticia es correcta), y desde luego;
  • la importancia de la

62

Si su noticia llega tarde y, además, está mal redactada, a un solo espacio, con borrones o imprecisa en cuanto a datos, escrita toda en letras mayúsculas, el encargado de revisarla en la mesa de redacción la echara de lado hasta ver cuándo tendrá tiempo para revisarla (eso, en el mejor de los casos), o al zafacón, que casi siempre es el paso inmediato.

Respecto al deadline, también debe recordarse cuando un periodista llama para hacerle alguna pregunta. Si le hace esperar sin darle contestación, el periodista o editor se resiente y ahí mismo comienza el deterioro en sus relaciones con estos. Además, el periodista habrá de llamar a otras fuentes, posiblemente adversas a sus intereses y publicara entonces lo que esa fuente le indique. Si se hace difícil conseguir la respuesta que se ha solicitado, lo indicado es llamar al periodista y explicarle la situación. Pero nunca deberá dejarse a un periodista esperando por una contestación.

¿FABRICA DE COMUNICADOS?: Los periódicos y otros medios reciben cientos de comunicados de prensa a diario, de hecho, en tal magnitud que ya esos comunicados en masa han perdido toda credibilidad y buena oportunidad de publicación en los principales medios. Por ejemplo, El Nuevo Día, el principal periódico de la Isla, tiene como norma invariable no dar paso a comunicados de prensa. Si acaso, pueden hacer uso del contenido de uno que otro, según la importancia que pueda revestir el mismo, para asignar a un reportero que localice a la fuente o referencia correspondiente para abundar en su contenido y reescribir una historia bajo la firma, criterio y responsabilidad del reportero. El Vocero, sin embargo, gusta enormemente de los comunicados de prensa, casi todos los cuales publica íntegramente. Los medios electrónicos siguen más o menos la misma norma de El Nuevo Día, por lo que es aconsejable que se sepa cómo tratar de canalizar la información, según el medio al que se dirija. En esos casos, el método ideal a utilizar es llamar a un reportero o al Jefe de Redacción del medio, para informarle lo que se desea transmitir y poner a su disposición al Portavoz o la persona que pueda abundar, con autoridad, sobre lo que se desea informar.

Se debe abundar en lo siguiente: la función de un encargado de prensa no es la de producción de comunicados en masa. El comunicado se redacta y distribuye a si hay noticia; no se trata de la imposición de una cuota de comunicados. Si se convierte el encargado de prensa en fabricante de comunicados, el destino de todos los comunicados los valiosos en su contenido y los vanos y superficiales será el mismo: uno de los muchos zafacones que hay en todas las salas de redacción.

FOTOGRAFIAS: La fotografía de un funcionarlo para acompañar una noticia la eligen en el periódico, el editor o el Jefe de Redacción, y a veces el titulistas. Si usted envía varias fotos (en caso de que en una conferencia de prensa no asista un fotógrafo del periódico), aténgase a que el periódico utilice la que desee, si es que ha de seleccionar una. Es su potestad, intrínsecamente ligada a la libertad de prensa; no ose llamar para querellarse de que usaron “la mas tea”, “la menos dramática”, “la menos importante”. Normalmente, los periódicos no usan la llamada fotografía oficial con que se suelen acompañar los comunicados o las declaraciones de los funcionarios o lideres. Una idea buena seria que periódicamente (pero no más de tres veces al año) se enviara a los periódicos un set de fotografías del funcionarlo o líder, pero teniendo cuidado de que no sean fotografías a colores, en poses artísticas, o lo que se llama burlonamente en las salas de redacción, en pose de cara lavada o de bonitillo. No envíen fotografías a colores; cuando un periódico decide publicar una foto a colores encarga a uno de sus fotógrafos a tomarla. Además, una foto (print) a colores no tiene uso en el periódico; para una separación de colores, el periódico utiliza una diapositiva (slide).

EXCLUSIVAS: Cada medio de comunicación (tanto escrito como electrónico) esta diariamente a la caza de las noticias exclusivas. Es algo que hay que respetar. No resulta ético y por el contrario le puede provocar una irreversible mala voluntad con el medio utilizar el conocimiento de una investigación exclusiva que realiza un medio para ofrecer siquiera una orejita a otros medios. Guardar esa confidencialidad forma parte de las reglas de juego entre los periodistas y quienes tienen la responsabilidad de actuar como portavoces de funcionarios, entidades o líderes, ya sean sociales, gremiales, comerciales, industriales, cívicos o políticos.

SEPA DE LO QUE HABLA (0 ESCRIBE): El periodista y el encargado de asuntos de prensa han de poseer un conocimiento lo más amplio que les sea dable del mundo y su historia. Generalmente, a los periodistas se les asocia también a los portavoces de líderes con lo más refinado de la intelectualidad del lugar donde ejercen. Cuando menos, se espera de ellos una articulación en sus escritos, y un conocimiento cabal del mundo que les rodea. No solamente en términos de su específica área de trabajo, sino en cuanto a la mayor parte de las circunstancias        en que se desarrolla la vida pública. De ahí la enorme responsabilidad de que el periodista y/o el portavoz, cuando · escriben e incluso cuando conversan con sus fuentes u otras personas, evidencien el conocimiento preciso, claro, de lo que escriben o hablan.

Una de las más terribles aportaciones que puede hacer un portavoz o periodista para su pérdida de credibilidad y respeto en su trabajo es la inclusión de errores basados en desconocimiento de lo que está escribiendo o le es publicado. Saber de lo que se está hablando (o escribiendo) es una manera muy útil de poder utilizar adecuadamente los medios de comunicación.

63

UNOS CONSEJOS ESPECIFICOS:

Unos consejos específicos, por la experiencia en las dos vertientes de este tormento cordial que es la relación prensa-gobierno.

  1. Siempre que sea posible, visiten los medios de comunicación, y cuando ello ocurra, cerciórense de que no lo hacen a la hora del cierre, porque sería contraproducente Cuando hagan la visita, aprovechen para Llevar alguna noticia u orejita. Cuando lleguen a la sala de redacción no corran a saludar al Director antes que a los reporteros y los miembros de la mesa de redacción; Asegúrense de saludar a los reporteros primero, llamándolos por sus nombres de pila. Pongan interés en asuntos que puedan constituir alguna inquietud personal de los reporteros. Una visita a los medios, por lo menos una vez al mes, resulta una valiosa inversión en amistad y compañerismo. Tras esas visitas, se notara un mejoramiento en sus relaciones con el medio, que le ayudaran grandemente, inclusive cuando tengan la necesidad, por razones de tiempo u otras circunstancias , de usar el teléfono para transmitir una información. En esas visitas, ofrézcanle su número telefónico residencial al Jefe de Redacción y al periodista que más este en contacto con su
  2. Nunca insistan en que un periodista escriba sobre tal o cual asunto. Sugiéranselo, y si no está interesado, pásenle la idea a otro.
  3. No permitan que un periodista les haga decir algo por urgencia u otras circunstancias que después le ha de pesar haber dicho. una contestación rápida y ustedes no tienen toda la información, sean francos y díganle que necesitan algún tiempo para darle la contestación. Investiguen y llámenlo para darle la contestación. Asegúrense de llamar a la hora que prometieron hacerlo.

64

  1. Si un redactor los llama con una idea o una pregunta para desarrollar su propia información, producto de su iniciativa e interés, hagan lo posible por conseguirle los datos que se les solicite y que se desean con carácter de Fue su idea y debemos protegérsela. No cometan el error de hacer un comunicado o avisar sobre la idea a otros medios. De igual manera, no deben dar exclusividad a un periodista en una información o acontecimiento de interés general.
  2. No tengan preferencia por u no y otro perio- dista. Ello es contraproducente a la larga y les ganara animosidad entre los no favorecidos, que siempre se
  3. Cuando estén ante periodistas uno o varios, especifiquen claramente si están hablando para que:
  4. se les cite directamente;
  5. no se publique lo que están diciendo;
  6. conozcan los antecedentes para buscar la información en otras fuentes, pero sin citársele a usted
  7. Cuando estén hablando para que se les cite directamente, piensen cómo aparecerá lo dicho al otro día en el periódico o más tarde en la radio o la televisión. Una rectificación propia nunca remedia una información erróneamente transmitida.
  8. Sean francos en sus relaciones con los periodistas. No trate de esconderles algo o darles la impresión de que su empeño es que solo se publique lo que ustedes desean.
  9. Hagan todo lo posible por que el periodista se de cuenta de que usted está tratando de ayudarlo.
  10. Nunca traten de que un periodista no publique alguna información que haya obtenido por su cuenta y que resulta perjudicial para su jefe o cliente. Ayúdele, si posible, a que pueda presentar una información balanceada, con su versión de los hechos, si hubiera una
  11. Si un periodista ha publicado una información que usted o su jefe o cliente entienden que es injusta o esta tergiversada, no corra a querellarse ante el Director sin antes hablar con el periodista para reclamar la publicación de su posición. Por norma general, y por la naturaleza humana en una relación de trabajo como la que existe en los medios, el periodista siempre cuenta con el respaldo inmediato de su Director. Solo si el periodista no accediera a su aclaración, debe acudirse al Director, al que debe explicársele de entrada, la circunstancia que obligó a llamársele.
  12. Recuerden que el material noticioso, el destaque del mismo, el lugar donde se ubicara, el titulo que se le dará, la fotografía (o el video) que se acompañara, son asuntos de la exclusiva potestad del personal de redacción. No gana en absoluto cuestionándolo.

65

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Fotos

There are no rated photos (yet)
Posted by on 09/17/2016. Filed under Seminarios. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.
El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...