Un nuevo comienzo – Oreste Ramos – Eliminado el ELA El PNP es la Unica Opción

Un nuevo comienzo

La misión del nuevo gobierno debe ser la de lograr, por todos los medios, la rehabilitación de nuestra economía

vr1215019-economia50p

EL VOCERO/Archivo

Como ya hemos dicho, la economía de Puerto Rico colapsó porque las manufactureras no podían competir con los bajos salarios que pagaban en países del cuarto mundo. Nos amarramos al monocultivo de la manufactura. Por eso, a partir de los 60, las fábricas comenzaron a irse. No teníamos ni la gente con las destrezas ni los puestos de trabajo necesarios para ir convirtiéndonos de la economía de manufactura, en una de servicios y de tecnología, como lo hicieron en el primer mundo. Aquí metieron a los desempleados en la nómina pública y nos quebramos tomando prestado para pagar salarios e intereses. Para mantener un gobierno hipertrófico y elefantiásico.

En este momento, gracias a las becas federales y los préstamos estudiantiles que han facilitado el establecimiento de nuevos cursos y nuevas facilidades educativas, ya tenemos los jóvenes adiestrados para llenar las plazas de una nueva economía de servicios, tecnología, agricultura de vanguardia, turismo médico y ecológico, etc. Pero todavía no tenemos las plazas suficientes para ellos. Así que, por ahora, estamos produciendo jóvenes diestros para esa nueva economía, pero, exportándolos a donde puedan utilizar las destrezas adquiridas aquí.

Creo que el curso a seguir, es el de fomentar el establecimiento de las plazas de trabajo que esa nueva economía necesita y necesitará. Los instrumentos para fomentar ese establecimiento están ahí. Docenas y docenas de edificios gubernamentales vacíos, que una vez albergaron las fábricas de fomento y las varias leyes de contribuciones bajísimas ya aprobadas en el término 2008 – 2012. Y se puede aprobar tarifas especiales de energía, agua, etc. Hay que llevar a cabo un gran esfuerzo para lograr que se creen empresas puertorriqueñas y se atraigan otras del exterior que provean las plazas necesarias para propiciar empleos para la nueva generación de puertorriqueños adiestrados en las profesiones y oficios que mantienen a flote las economías de Europa, los estados de la Unión y Canadá.

Basta ya de lamento borincano. El nuevo gobierno debe establecer una nueva “Jalda Arriba” y lanzarse a marchar para llegar a su cumbre. Lo que hace falta es dedicación, inspiración y voluntad. Si no hacemos esto los muchachos adiestrados en las profesiones y destrezas necesarias seguirán yéndose. Y nuestra economía seguirá secándose como una uva al sol y los únicos beneficiarios serán los dueños y administradores de las instituciones educativas que proveen el entrenamiento que les facilitará a nuestros jóvenes emigrar a otras latitudes.

¿Y Puerto Rico? Puerto Rico puede quedar convertido en una sociedad Medicare, de dependientes de ayuda federales y con un gobierno solo de nombre, pero que en la realidad es un cascaron vacío sujeto a los poderes omnímodos de una junta de control, así como de monitores federales para la Policía, el Departamento de Educación, un Banco Gubernamental de Fomento del cual casi reste ya el recuerdo y una fiscalía federal para reprimir una actividad criminal persistente. Claro, hasta que el soberano se canse de proveer los fondos para todo esto y decida propiciar lo que el representante americano ante la ONU dijo: “los Estados Unidos aceptan la “República Asociada” como una opción descolonizadora”.

El nuevo gobierno no debe ni puede resignarse a este triste y oprobioso papel.
La misión del nuevo gobierno debe ser la de lograr, por todos los medios, la rehabilitación de nuestra economía. Una economía de mercado, de fuertes instituciones democráticas y de crecimiento económico, todo ello basado en una fuerza de trabajo diestra en las actividades de modernas empresas que funcionen como funcionan en las exitosas economías de nuestra realidad global. El nuevo gobierno tiene que dedicarse, a tiempo completo, y de inmediato, a la tarea de rehabilitar a Puerto Rico con inspiración y voluntad inquebrantables.Orestes Ramos, Abogado

ORESTES RAMOS, ABOGADO

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

You must be logged in to post a comment Login