Un plebiscito por la descolonización inmediata de Puerto Rico – José M. Saldaña, DMD si ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico.

Un plebiscito por la descolonización inmediata de Puerto Rico

A plebiscite for the immediate decolonization of Puerto Rico
Por José M. Saldaña, Opinión Colaborador

El 6 de noviembre de 2012, el Gobierno de Puerto Rico celebró un plebiscito en dos partes en el cual el 54 por ciento de los votantes rechazó continuar
Actual estado colonial territorial conocido como el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Los votantes tuvieron la opción de elegir entre uno de
Las tres opciones no territoriales supuestamente constitucionalmente viables y el 61 por ciento votó a favor de la estadidad.

En 2014 el Congreso aprobó una asignación de $ 2.5 millones destinada al Gobierno de Puerto Rico para llevar a cabo una
Para hacer viable un plebiscito futuro justo, transparente e inclusivo en línea con los resultados de los resultados anteriores de noviembre de 2012.

Durante los últimos cuatro años de gobierno del Partido Popular Democrático (PDP), el gobierno -que favorece el actual statu quo territorial- no tomó ninguna medida sobre tal plebiscito. La razón de esta inacción es la profunda división interna del PDP con respecto a la evolución del estado colonial actual. Algunos proponen avanzar hacia un “Commonwealth mejorado” inconsistente con la Constitución de los Estados Unidos. Otros proponen un Estado Libre Asociado para Puerto Rico, como los Estados Federados de Micronesia (FSM), la República de las Islas Marshall (RMI) y la República de Palau. Su inacción ha sido una forma de fomentar la perpetuación de un Estado inmoral y económicamente
Contra la voluntad democrática de la mayoría de las personas que han retirado formalmente su consentimiento para ser
Estado actual, y han expresado preferencia por la estadidad sobre todas las otras opciones constitucionalmente viables.

El 8 de noviembre de 2016, el -pro-statehood-Nuevo Partido Progresista (NPP) prevaleció en las elecciones generales de Puerto Rico, ganando el cargo de gobernador
Y tanto el Senado como la Cámara de Representantes.

El 3 de febrero de 2017, la legislatura de Puerto Rico aprobó un proyecto de ley y el gobernador lo firmó como ley, para celebrar un plebiscito el 11 de junio de 2017
Por la Descolonización Inmediata de Puerto Rico. Habrá dos opciones para elegir en la boleta de plebiscito: estadidad o estado asociado libre / independencia.

Como era de esperarse, los miembros del PDP que trataban de descarrilar el proyecto de ley insistieron en que la opción entre la estadidad y el libre estado asociado / independencia, desautorizaría a los votantes que prefieren la opción colonial y territorial de “Commonwealth”.
Hecho que el estado actual de la “Commonwealth” fue rechazado por la mayoría de nuestros votantes como estado colonial y una Commonwealth aumentada ha sido constantemente etiquetada por las tres ramas del gobierno federal como inconstitucional, irrealista, y un mito inalcanzable.

La minoría PPD en la Cámara y el Senado incluso propuso “Ninguno de los anteriores” como una alternativa, pero incluso esa opción insensata falló y fue rechazada por la Legislatura de Puerto Rico. El proyecto de ley para el plebiscito de junio de 2017 fue aprobado y firmado como ley.

La ley estadounidense que provee el financiamiento para el plebiscito requiere la aprobación de todas las opciones en la papeleta por el Fiscal General de los Estados Unidos. En otro esfuerzo para descarrilar el plebiscito, el PPD tiene la intención de presionar al nuevo Procurador General Jeff Sessions Para insistir en que la opción de la Commonwealth en la votación del plebiscito sea una opción de status colonial rechazada por el pueblo de Puerto Rico y el objetivo del plebiscito es acabar con el estatus colonial actual.

Quiero recordar respetuosamente a la Procuraduría General de la Nación el lenguaje histórico referente a Puerto Rico que forma parte de la plataforma política del Partido Republicano 2016:

“Apoyamos el derecho de los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico a ser admitidos en la Unión como un estado plenamente soberano. También reconocemos el significado histórico del referéndum local de 2012, en el que una mayoría del 54% votó por poner fin a la actual situación de Puerto Rico como territorio estadounidense y el 61% optó por la estadidad sobre las opciones para la nación soberana. Apoyamos el referéndum de estatus político patrocinado por el gobierno federal autorizado y financiado por una ley del Congreso en 2014 para conocer las aspiraciones del pueblo de Puerto Rico. Si el voto local de 2012 para la estadidad es ratificado, el Congreso debe aprobar una ley habilitadora con términos para la futura admisión de Puerto Rico como el Estado Cincuenta y Uno de la Unión “.

Estamos listos para ratificar el referéndum local 2012 y definitivamente elegir la estadidad como la única opción para nuestro estado político final.

Cinco siglos como colonia es suficiente. Puerto Rico no merece este injusto y moralmente reprensible tratamiento continuamente apoyado por el Partido Popular Democrático. Estamos seguros de que el Procurador General y el Departamento de Justicia actuarán en consecuencia.José M. Saldaña, DMD si ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico.


Las opiniones expresadas por este autor son propias y no son las vistas de The Hill.

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

You must be logged in to post a comment Login