El Gobierno como facilitador – Lea Un Mensaje a García el Escrito Más Leído durante la Primera Guerra Mundial

El Gobierno como facilitador

Quienes se oponen a un cambio de paradigma y a las reformas que está impulsando la presente administración, realmente están embistiendo, una vez más, contra quienes tienen sobre sus hombros la gran responsabilidad de echar a Puerto Rico adelante desde sus propias iniciativas y esfuerzos en el sector privado

vr30042016_gobierno_nuevas_as_10-795x530

Fueron muchas las voces que en el pasado catalogaron diferentes administraciones y entidades gubernamentales como los principales obstáculos para el desarrollo de la Isla. Se discutían abiertamente las restricciones y “camisas de fuerza” que constantemente se imponían sobre quienes querían superarse, como si mirar al futuro con algún tipo de ambición de crecimiento personal o profesional no fuera cónsono con el desarrollo socioeconómico de nuestras comunidades. Las barreras impuestas a unos sectores comerciales e industriales, terminaron afectándonos a todos; tal vez, como nunca antes en nuestra historia. Quienes provocaron esta debacle, procuraron entonces convertir al sector gubernamental en el principal obstáculo para nuestro crecimiento, creando un insostenible andamiaje que ha sufrido una prevista y anunciada implosión frente a nuestros propios ojos.

Quienes se oponen a un cambio de paradigma y a las reformas que está impulsando la presente administración, realmente están embistiendo, una vez más, contra quienes tienen sobre sus hombros la gran responsabilidad de echar a Puerto Rico adelante desde sus propias iniciativas y esfuerzos en el sector privado. Atentan contra pequeños y medianos comerciantes; empresarios y empresarias que crean empleos a tiempo parcial y completo y que mueven la economía en áreas cuyo futuro depende del respaldo de quienes creemos en nuestra gente y en nuestro potencial. De nada vale promover la autogestión alimentando las aspiraciones e inventiva de los participantes de los programas existentes y continuar, por otro lado, tronchando sueños con la cantidad de trabas que presentaba el gobierno para alcanzar cada meta impuesta.

Hoy, gracias a las iniciativas del honorable Ricardo Rosselló Nevares, van quedando atrás las barreras y cayendo las murallas que impedían que el crecimiento económico de la Isla estuviera en manos de nuestra gente. Mediante los cambios realizados al sistema de obtención de permisos y a las leyes laborales, en conjunto con la futura implantación de los Centros de Servicios Integrados del Gobierno de Puerto Rico, nuestra administración ha comenzado a transformar el modo de establecer y conducir los negocios en nuestro entorno. A tono con el Plan para Puerto Rico y nuestra visión inspirada en una cultura de progreso continuo, estamos colocando al alcance de cada residente de la Isla la oportunidad de competir y colaborar económica y socialmente a nivel local, estatal, nacional y global.

Convencidos de que la función del gobierno es fomentar, incentivar y facilitar el desarrollo económico, tenemos la obligación de evaluar el impacto de los incentivos presentes y futuros y de presentar aquellas reformas que fortalezcan nuestra situación fiscal y revitalicen nuestras comunidades sin imponer mayor cargas o dificultades a quienes desean progresar. El movimiento hacia la llamada economía del conocimiento depende tanto de nuestra apertura a un mundo que ya ha comenzado a creer nuevamente en la capacidad que tenemos para salir adelante, como de nuestra mirada al empresario y comerciante local; bien sea proveedor de servicios, que realice ventas al detal o participe de nuestro sector industrial.

Así como durante en los primeros cuarenta días de esta administración hemos atendido al unísono las William Villafañe, Secretario de la Gobernaciónpropuestas avaladas el pasado mes de noviembre en torno a importantes reformas gubernamentales, hemos iniciado cambios trascendentales en la promoción de Puerto Rico como destino turístico y de inversión. Contamos con el mejor recurso para alcanzar las metas que nos hemos establecido como Pueblo: nuestra gente, nuestro capital humano, nuestro deseo (individual y colectivo) de caminar a un futuro lleno de nuevas y mejores oportunidades. De emprender un camino con un mismo y claro objetivo: facilitar y promover el bienestar general de quienes valiente y honradamente van elevando nuestras familias, nuestras comunidades y nuestro archipiélago al sitial que tanto merecen.

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Posted by on 02/17/2017. Filed under Campaña. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...