La junta: tan cerca… pero tan lejos

La junta: tan cerca… pero tan lejos

Esto luego de la primera y segunda llamada por parte del presidente de la JSF, José Carrión

28 de enero de 2017, Fajardo Puerto Rico, El Consejo de Administracion y Supervision Financiera de Puerto Rico o Junta de Control Fiscal, creado bajo la Ley Promesa llevo a cabo su cuarta reunion publica en el salon de reuniones de negocios del Hotel El Conquistador en Fajardo. En la foto Elias Sanchez. (Josian E. Bruno G—mez / EL VOCERO)

>Josian E. Bruno/EL VOCERO

Esta semana ha sido dura, dura, dura, y lo que falta. Dejemos a un lado lo del escándalo de Guaynabo y concentrémonos en lo importante de mi tierra.
A días de que la Junta de Supervisión Fiscal se convierta en la Junta de Control Fiscal, todavía tengo esperanza. Pero esa esperanza se tiene que dar bajo un diálogo de respeto, apertura y el deseo de llegar a un entendimiento que sea lo mejor para los puertorriqueños que vivimos aquí.

El pasado miércoles le decía a Elías Sánchez (representante del gobernador ante la JSF), “Elías, los veo a ustedes tan cerca, pero tan lejos”. Esto luego de la primera y segunda llamada por parte del presidente de la JSF, José Carrión.La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie y texto

La política, la inexperiencia, los abogados, en fin, muchos factores han incidido en que no se haya trabajado un plan que beneficie a todas las partes, pero que también responsabilice a aquellos que nos han traído aquí. Es más, muchos de los responsables están merodeando para ganarse un buen billete en este ambiente lleno de confusión.

La junta comenzó recomendando despidos, recortes, en fin, cuadrando la caja a como dé lugar. El gobierno ripostó en la negativa y luego pidiendo más tiempo para entregar su plan. La junta accedió a todos los pedidos del gobierno en la reunión del 28 de enero. En aquel momento se veía que la junta le estaba dando todo el espacio que el nuevo gobierno pedía, sin arriesgarse, para que luego no le reclamara nada. En lo que el gobierno hacía su plan, la junta contrataba el 15 de febrero a la firma de consultoría y contabilidad Ernst & Young.La imagen puede contener: texto

Las cartas, los confrontamientos y las posturas han llevado a Puerto Rico a una parálisis económica. Las ventas de gasolina en febrero se vieron afectadas, bajaron. Marzo seguirá con el mismo patrón y si se impone un plan fiscal por parte de la junta, ellos tendrán que gobernar. La confrontación y demonización será inevitable.
La junta ha fallado en llevar su mensaje y armonizar con Puerto Rico. Ha fallado en la comunicación y honestamente no culpo a sus consultores en esa rama. Pero su mensaje, ya sea por cartas o columnas en un selecto medio, la ha dejado así mismo, alejada de la Isla y sus habitantes. Esa desconexión la ha llevado, hasta cierto punto, a ser vista como insensible.La imagen puede contener: 5 personas, texto

El gobierno, por otra parte, queriendo estar en dos juegos, el político y el de la junta, ha fallado en descansar en un plan que necesita ayuda.
Desde el principio dije que los números iban a ser el centro de la disputa y que los planes a largo plazo serían cuestionados por razones bien sencillas: el paciente está muriéndose y primero hay que estabilizarlo.

Esta semana, cuando ya se veía inminente el rechazo del plan fiscal de esta administración, hicieron una conferencia de prensa y aparecieron otros $625 millones en recortes. Puede que hayan sido buenos, pero de seguro que la junta se preguntó, ¿cuánto más me están escondiendo?

La junta, por su parte, ripostó modificando su pedido de despidos con la contrapropuesta de reducción de jornada. Sin embargo, mantuvo su firmeza en que el plan como está, aun con los $625 millones adicionales, NO VA.La imagen puede contener: 1 persona

En esta etapa en que estamos las cartas, los ataques y el bulerismo no hacen falta. Los políticos se deben de echar a un lado, al igual que los EGOS y los personalismos.
Aquí lo que hace falta es que el gobernador y José Carrión tomen la batuta, que se hablen y que comenzando ayer se vayan a trabajar a New York con sus respectivos grupos de trabajo y logren un acuerdo, logren un PLAN. Ambos en el mismo salón, trabajando punto por punto hasta que ambos salgan como aliados y no como adversarios.

La junta es la que por ley federal tiene el sartén agarrado por el mango. El gobernador, el PNP y sus legisladores están en una posición muchísimo más desventajosa. Además, son parte de los responsables, en conjunto con el PPD, del porqué estamos aquí.

La confrontación, las cartas, los EGOS, el machismo y la politiquería ya nos han hecho bastante daño. Ahora lo que necesitamos es diálogo y la voluntad de ambas partes de llegar a un acuerdo, a un entendimiento de que Puerto Rico va primero. Que se cometieron unos MEGA errores y que la solución no va a ser ni fácil ni sin dolor. SÍ. Que hay que resolverla, también.

Señor gobernador, señores de la junta, ustedes tienen a la Isla paralizada. O la terminan de matar con Enrique 'Kike' Cruz, Analista político NotiUnootra ola de migración que los va a hacer quedar mal a ambos o logran el Tratado de Extradición Política de la Economía de Puerto Rico.

Están bien cerca porque les une el interés de arreglar esto, pero bien lejos en la forma.

ENRIQUE ‘KIKE’ CRUZ, ANALISTA POLÍTICO NOTIUNO

Bancarrota debe ser la última opción de Puerto RicoLa imagen puede contener: 1 persona, texto

El economista Vicente “Chenti” Feliciano y el exsecretario de Estado y expresidente del Senado Kenneth McClintock coincidieron en que si el Gobierno de Puerto Rico adopta el Título 3 de la Ley PROMESA, que conduce a la bancarrota, para salir de la crisis fiscal, sería lo menos ideal y la última opción.

En la conferencia Título III Quiebra o Título VI Negociaciones, del segundo encuentro Bonistas de Puerto Rico en el Centro de Convenciones, McClintock dijo que el Título 3 “no debería ni ser una opción”.

“La gente no tiene idea de lo que están hablando. Veo a todas estas uniones favoreciendo el Título 3, pero las transacciones con ese Título, básicamente, lidiamos con las opciones financieras. En el Título 3, las condiciones de trabajo, reglas de operación, las negociaciones laborales, todo está en la mesa directamente antes del juez. Si los miembros de esas uniones supieran lo que significa, ellos botarían a esos líderes”, aseguró.

El exsecretario de Estado destacó que otro punto importante es la credibilidad de Puerto Rico, porque si se ve afectada, no habrá manera de regresar a los mercados capitales. “Así que no creo que sea una opción y creo que debemos insistir para una negociación de buena fe”, abundó. La imagen puede contener: 2 personas, texto

En esa línea, “Chenti” Feliciano también aseveró que la solución ideal y “no hay preguntas sobre eso” es el Título 3. “Si vamos al Título 3, entonces, vamos a Título 3: Detroit fue a bancarrota, el año subsiguiente tuvieron acceso a los mercados. Kenneth dijo que en ese Título todo está en juego. Quizás eso es lo que necesitamos con AEE y cambiar las reglas de trabajo, los contratos unionados y tener más flexibilidad para su sistema de pensiones, que es demasiado generoso y cambiar la estructura de generación e ir a los acuerdos con las Alianzas Público Privadas”.

Para el economista, quien es egresado de la Universidad de Harvard, hay una “belleza” en el tiempo que impuso la Junta de Control Fiscal (JCF), ente encargado de las finanzas del Gobierno estatal por la Ley PROMESA. Es decir, si el organismo le establece un plazo determinado a Puerto Rico para poder llegar a negociaciones de buena fe con los acreedores, esto dará paso a que se tomen las medidas para determinar qué Título van a aceptar. “Si el ‘deadline’ no estuviera allí, continuáramos negociando hasta diciembre 31 y la economía no puede soportar seguir negociando hasta esa fecha”.La imagen puede contener: una o varias personas

En el panel, el director ejecutivo del periódico Caribbean Business, Phillipe Schoene, quien moderó la conferencia, preguntó cómo restaurar la credibilidad del País. Ambos panelistas coincidieron en que hay que cambiar las reglas del juego y ajustar. Entre las opciones que dio el expresidente del Senado, estuvo ir a la moral de la política pública y “nunca gastar más de lo que tenemos, que vamos a leer la Constitución y seguirla”.

La reducción de la jornada laboral podría traer beneficios

Ayer, la Junta recomendó una reducción de cuatro días a la jornada laboral para evitar un déficit de liquidez de hasta 180 millones de dólares, según estimados de la firma Ernst and Young, sin embargo, desde un punto de vista económica, la medida traerá beneficios. El economista Feliciano afirmó que es mejor una reducción por su impacto económico, que no será muy lejos de la Ley 7. “En esa ocasión, en el impacto en los negocios, fue mucho. Si hay que hacerlo, hagámoslo pero seamos cuidadosos”. Apuntó a que podría haber una contracción muy fuerte equiparable a la que hubo luego de la Gran Depresión. No hay texto alternativo automático disponible.

El gobernador Ricardo Rosselló, sin embargo, sentenció que los estimados económicos de la firma de auditoría es incorrecto y no reflejan aquellos elaborados por los asesores del Gobierno, Conway Mckenzie, quienes estimaron que el déficit de liquidez sería entre 400 a 500 millones de dólares, contrario a Ernst and Young, que señaló una brecha entre 360 a 810 millones de dólares.

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Fotos

There are no rated photos (yet)
Posted by on 03/10/2017. Filed under Campaña. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...