La ciudadanía americana de Luis Muñoz Marín – El 11 de Junio No Traiciones las Enseñanza de LMM, a tus Hijos, Nietos y Futuras Generaciones

La ciudadanía americana de Luis Muñoz Marín

Durante su vida Luis Muñoz Marín siguió pensando de igual manera sobre la ciudadanía americana

munoz_marin2

El 20 de marzo de 1917, a sus 19 años y poco después de haber muerto su padre, Luis Muñoz Marín escribe desde Nueva York para La Democracia, lo que nos revela su visión política del momento:

La nación americana es la que, hoy en día, representa el progreso más avanzado del orbe, ya que las naciones del mundo viejo se están dejando destrozar por las garras de Marte. ¡Y compatriotas! Es nuestro deber sagrado, tanto por patriotismo como por gratitud saber ostentar erguidos la ciudadanía que representa el más alto grado de civilización que hoy sobre la tierra existe: la civilización americana”. Es un artículo descubierto recientemente por mera casualidad.

La ciudadanía americana siempre ha gozado de alta estima para el puertorriqueño. Efrén Rivera Ramos, en su extraordinaria obra The Legal Construction of Identity, así lo reconoce al plantear que esta figura jurídica tiene un valor simbólico en nuestra isla, apreciado por un número altísimo que rebasa, tal vez, el 95% de la población. Fue el intelectual Arcadio Díaz Quiñones quien señalara que la expresión “ciudadano americano” es parte del acervo cultural del puertorriqueño. En ningún lugar del mundo ni en Estados Unidos se escucha esa expresión.La imagen puede contener: 2 personas, texto

El filósofo francés Etienne Balibar, en su seminal libro Ciudadanía, plantea que “pasando del poder constituido (el derecho a los derechos resulta de la pertenencia a una comunidad política existente, en particular un Estado-nación) al poder constituyente: se trata de la capacidad activa de reivindicar derechos en un espacio público, o, mejor, dialécticamente, de la posibilidad de no ser excluido/a del derecho a luchar por sus derechos”. Por otro lado, “aunque entendida como una categoría formal de derecho, la ciudadanía puede ser un factor poderoso para la identidad social. Los estados no comprenden con facilidad a los seres humanos como individuos o grupos, sino que los reconocen por su estatus dentro de tales categorías”. Y esa es la ciudadanía. (Véase T. Alexander Aleinikoff y Douglas Klusmeyer, Ed.; Citizenship Today: global perspectives and practices).

La ciudadanía es una figura que crea inclusión e igualdad jurídica dentro de las fronteras de un estado. En nuestro caso particular la doctrina, todavía vigente, de Balzac v. Porto Rico, resuelto por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en 1922 y último de los casos insulares, establece que es la localidad la que crea un déficit de derechos sobre ese ciudadano americano que vive en Puerto Rico. La movilidad de un lugar a otro cambia de inmediato su realidad jurídica, y eso lo vemos a diario cuando un puertorriqueño se muda a los estados.

Durante su vida Luis Muñoz Marín siguió pensando de igual manera sobre la ciudadanía americana. Para él era algo consustancial con ser puertorriqueño y, por ende, con la esencia política de su pensamiento. El 25 de julio de 1956, en el cuarto aniversario del ELA y para divulgar el concepto de “unidad dentro de la diversidad”, su discurso fue un homenaje a esta figura con un título sugestivo: El hondo significado de la ciudadanía de Estados Unidos. Cinco años después, en vistas congresionales para otorgar el derecho al voto presidencial a los ciudadanos de Washington D.C., el fundador del Partido Popular apoyó ese derecho para todos los ciudadanos americanos sin importar su lugar de residencia, incluyendo Puerto Rico. El 25 de julio de 1979 reafirmó su creencia en la Mario Ramos Méndezciudadanía americana y la Unión Permanente. Sin embargo, fue a partir de los ochenta que su partido comienza a desdibujarse ideológicamente hasta convertirse en lo que es hoy: un esqueleto político ausente de propósitos y dirección.

Mario Ramos Méndez

Estadidad o IndependenciaLa imagen puede contener: 1 persona

Hernán Padilla

Llegó el momento de la decisión crucial para resolver el estatus de Puerto Rico. El 11 de junio tendremos que decidir si queremos la unión permanente con EEUU o si queremos la independencia con o sin la libre asociación.

La incertidumbre-indefinición sobre la participación en el referéndum  domina en PPD. Prefieren votar “NO contra la estadidad” y dañar la papeleta, porque quieren y no pueden ocultar su preferencia por la independencia de la libre asociación, llamada ELA soberano.

El ala soberanista-separatista del PPD, representada por Carmen Yulín aboga por una “asociación política no colonial ni territorial entre PR y EEUU” bajo un “pacto de libre asociación” modalidad de independencia que no es compatible con la Constitución americana.

El Grupo de Trabajo de Casa Blanca confirmó que el “ELA mejorado/culminado” no tiene cabida bajo la Constitución, que “libre asociación es una forma de independencia”; que un pacto basado en la soberanía nacional de cada país puede ser revocado unilateralmente, que la ciudadanía americana no se garantiza permanentemente y no se confiere a las generaciones sucesivas.

Populares, como Yulin, afirman que “la ciudadanía americana es “una muleta bajo este sistema político-económico”;  “PR es una nación” y su agenda es  convertir la Isla en una república independiente fuera de los poderes del Congreso.La imagen puede contener: 1 persona, traje y texto

Bajo esa “libre asociación” desaparecerán todas las agencias, empleos, programas, servicios, fondos y contratos federales; las garantías de la Constitución americana  la protección del Tribunal Federal y la ciudadanía americana.

Las familias, la mujer, la juventud, personas con necesidades especiales y de edad avanzada y las personas de menos recursos que dependen de ayudas federales tendrán que decidir entre la estadidad con los derechos y beneficios del los programas federales o una republica separada de EEUU sin los programas y  servicios federales de salud, vivienda, sección 8, WIC, educación, becas Pell, Medicaid, y Medicare  entre otros.

Las mujeres merecen las mismas oportunidades, empleos, salarios y acceso adecuado a servicios de salud; mejor educación para sus hijos; una remuneración igual a los estándares nacionales y el progreso que disfrutan sus conciudadanas en los Estados.

Los cientos de miles de puertorriqueños que han servido honrosamente en las Fuerzas Armadas sin participar plenamente de igualdad ciudadana, merecen el derecho a elegir su Presidente y una delegación congresional que los represente.

La crisis económica no puede atenderse sin resolver el estatus. Los industriales, empresarios, comerciantes y dueños de negocios tendrán que decidir entre la Estadidad o arriesgar todo la que tienen bajo una república independiente que no recibirá los $23 billones en transferencias anuales del gobierno federal, y unos $18 billones federales adicionales que se recibirían como estado.La imagen puede contener: 2 personas, texto

El éxodo poblacional evidencia que la migración ocurre porque los puertorriqueños perdieron la fe en el futuro. La estadidad nos ofrece los instrumentos para mejorar las condiciones de vida, reducir el desempleo y mejorar la educación, servicios de salud y vivienda y retener y atraer nueva población.

El 11 de junio PR tendrá una oportunidad determinante para defender su ciudadanía y la de las futuras generaciones, reclamar la protección plena de garantías constitucionales, derechos civiles, progreso, prosperidad y las oportunidades de crecimiento personal y colectivo en la Isla.

Votar por la independencia/libre asociación es para rechazar la unión permanente y la ciudadanía americana. Si gana la “Independencia/Libre Asociación”, se llevaría a cabo otro referéndum el 8 de octubre entre la independencia y la independencia con libre asociación para convertir formalmente a PR en una república Independiente.

La estadidad es la única que garantiza constitucionalmente la Ciudadanía Americana para la presente y futuras generaciones. Es la única herramienta para lograr la verdadera igualdad porque se aplican todos los derechos de la Constitución de Estados Unidos, todas las leyes aprobadas por el Congreso y se elimina el discrimen político y constitucional que sufren los ciudadanos residentes de Puerto Rico.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.No hay texto alternativo automático disponible.La imagen puede contener: 2 personas, texto

 

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

Shortlink:

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos

Posted by on 04/07/2017. Filed under Campaña. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry
La Estadidad es una, pero cada cual la aprecia a su manera, por eso a veces parecemos divididos, pero es que somos realmente democráticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El PPD ha sido Peor y Peor: AAV Peor que Sila; Sila Peor que RHCIII; RHCIII Peor que RHCII; RHCII Peor que RHCI; y RHCI Peor que RSV.
... ser Puertorriqueño es decidir con valentía, respetar a tu familia, hacer y no criticar, pero sobre todo, ser Puertorriqueño es no rendirse ...