A votar en Texas y Florida – Por Kenneth McClintock

TRIBUNA INVITADAKenneth McClintock

Por Kenneth McClintock

💬2

A votar en Texas y Florida

Mañana martes, 9 de octubre es la última oportunidad para que boricuas en los estados de Florida y Texas se inscriban para votar en las elecciones del 6 de noviembre.

Sí, en todos los estados el 6 de noviembre están sujetos a elección todos los 435 escaños de la Cámara de Representantes federal y un tercio de los 100 escaños del Senado federal.

En Florida y Texas solo podrán votar quienes estén inscritos a más tardar mañana, sí, mañana martes.  En una democracia como la de nuestro país, el poder de los diversos grupos partidistas y étnicos se mide a base de cuántos votan, y para votar en Florida y Texas hay que estar inscrito a más tardar mañana.

En Florida y Texas es particularmente importante estar inscritos en o antes de mañana.  Ambos estados se cuentan entre los que elegirán o reelegirán senadores federales en noviembre que pueden decidir si el presidente Donald Trump contará con un Senado republicano sumiso  o un Senado demócrata fiscalizador de enero en adelante.

El Sistema republicano de gobierno de nuestro país está basado en la existencia y utilización de “pesos y contrapesos” (checks and balances) que no permite que una rama de gobierno se imponga sobre otra.  Durante los pasados dos años, la mayoría republicana en el Senado no ha utilizado esos pesos y contrapesos y ha dejado al presidente Trump “por la libre”.  El ejemplo más reciente ha sido cómo confirmó al juez asociado, Brett Kavanaugh, cuyas cualidades son significativamente inferiores a las de por lo menos 7 de los 8 jueces incumbentes del Supremo.

El senador incumbente de Texas, Rafael Cruz, un hispano que reniega tanto sus raíces hispanas que no usa su nombre de pila-Rafael-y lo sustituye por su apodo en inglés “Ted, es parte de esa mayoría republicana sumisa actual.  El candidato senatorial republicano en Florida, Rick Scott, aspira a ser parte de esa mayoría sumisa y como gobernador ha apoyado casi todas las políticas y expresiones del presidente Trump.  Un voto por Rafael Cruz en Texas o por Rick Scott en Florida será un voto a favor de todas las políticas y conductas de Trump que el Senado sumiso ha dejado pasar.

A los candidatos senatoriales demócratas en Texas y Florida los une el deseo de constituir una mayoría senatorial que active los “pesos y contrapesos” que la Constitución permite se usen para “poner en cintura” y moderar las actuaciones más extremas del presidente Trump.  Los une además su deseo de votar a favor de la admisión de Puerto Rico a la unión.

El congresista Beto O’Rourke de Texas no es hispano pero habla más español que su contrincante Rafael “Ted” Cruz.  El senador incumbente Bill Nelson, cuando Bush era el presidente republicano, votaba a favor de sus mejores iniciativas y en contra de las más extremas, por lo que se considera un demócrata moderado.

En Texas, el creciente voto boricua necesita a Beto en el Senado y Beto necesita el voto boricua.

En Florida, los boricuas necesitan a un moderado como Bill Nelson y no a un “cheerleader” de Trump representándole en el Senado. Los boricuas necesitan a Bill Nelson y Nelson necesita el voto boricua.  El país necesita más senadores moderados, sean republicanos o demócratas, como Bill Nelson.

Los puertorriqueños, no importa dónde vivamos, necesitamos a Nelson y a Beto, ambos a favor de la estadidad para Puerto Rico en un Senado que modere los peores impulsos y conductas de Trump.

Pero para que un boricua  pueda votar por Beto en Texas o Nelson en Florida en noviembre, tiene que inscribirse. Ahora. Hoy o mañana.  Si no, no cuenta.

Otras columnas de Kenneth McClintock

lunes, 24 de septiembre de 2018

Analizando a Trump

Kenneth D. McClintock, asesor enPolítica Pública en Politank, expresa que Donald Trump vive frustrado con Puerto Rico

martes, 21 de agosto de 2018

El reto del PNP a sus 51 años

El exsecretario de Estado, Kenneth McClintock, señala que 51 años de fundado, el PNP tiene que volver a atraer a electores de otros partidos

jueves, 9 de agosto de 2018

Fin a la fantasía política

Al comentar la decisión de la jueza Laura Taylor Swain al desestimar la demanda del gobierno de Puerto Rico en contra de la JSF, el exsectarario de Estado, Kenneth McClintock recalca la importancia de la tarea de resolver permanentemente la situación política de la isla.

______________________________

La poeta Rita Martín, profesora de la universidad del estado de Virginia, me expresaba que cuando sus alumnos se enteraron, en ocasión de huracán María, del estado de inferioridad política de los puertorriqueños (hecho que no conocían) se sintieron indignados. Cuando hablaba con los funcionarios de Gema, con los que trabaje, se sentían abochornados de que su país, EU, estuviera discriminando a PR.

Quiero decir con esto, que hay trabajo pendiente ante las universidades y el pueblo norteamericano.
Fue el pueblo norteamericano quien se solidarizó con el pueblo de Vietnam Nam.
Nosotros debemos hacer campaña en las universidades de EU. Procurar intercambio de estudiantes y mostrarle nuestro estatus colonial, comprometerlos a luchar contra esa injusticia…convocar al pueblo norteamericano, a sus políticos… Recabar la solidaridad de los políticos cubanoamericanos…
Hay que concientizar. Sobre todo, cuando se sabe que la Estadídad es cuestión política y para que ese proceso se de las circunstancias deben estar maduras.
Un abrazo a todos.

Faisel Iglesias.

El lun., 8 de oct. de 2018 a la(s) 2:12 PM, semideyl@aol.com
<semideyl@aol.com> escribió:

EXACTAMENTE. El partido demócrtade West Virginia o de Virginia no es como el de California o Illinois o NY. El de Missouri no es como el de New Jersey. El partido republicano de Texas no es como el de Oregon ni el de Washington State es como el de North Carolina. Y, además, como deijera Tip O’Neill, al;l politics is local.

Sobre el punto muy bien traido de lo que P.R. puede aportar  a la Nación, gace un par de semanas crirculé algo sobre eso que tiene que ver, en esencia, con que la presencia militar-comercial-financiera de China en ”este hemisferio y en éste vecindario nos debe dar un valor geopolítico que una vez tuvimos. Al menos en cuanto a las vías de comercio y probablemente más.
No parece haber interés en desarrollar un planteamiento bien sustanciado ante foros interrnos del gobierno federal ni ante “think tanks” de ciertas orientaciones. Parece más útil cabildear por ventajas contributivas tipo 936 en esteroides que retrasan la solución del problema de status político favoreciendo el status quo.
Mientras también se conceden tasas  especiales a las llamadas CFC cuando pueden imponerles unas tasas mayores. Se conforman con un arbitrio de 4% sobre compras entre companías que genera mil ochocientos millones a Hacienda cuando pueden imponer 12% o 15% a sus ventas generando sobre 3 mil millones (según la tasa) y las CFC podrían acreditar el 80% de lo que aquí paguen a su responsabilidad contributiva federal. Hasta el presidente de los industriales acba de decuir que prefiere eso – claro que lo,prefiere negociando los decretos, no por legislación.

Si el gob de P.R. hiciera eso podría rebajar las tasas a lo empleados, ciudadnos en general, pequenos y medianos negocios, empezar a pagar la deuda, acelerar el cumplimiento con PROMESA, crear actividad económica y eliminar un impedimento ideológico a la estadidad.

You must be logged in to post a comment Login