PRINCIPIOS DE GUERRA EN LA POLÍTICA

PRINCIPIOS DE GUERRA EN LA POLÍTICA

Los más renombrados estrategas militares de la historia han establecido nueve principios fundamentales para triunfar en la guerra. La última revisión fue hecha por Napoleon Bonaparte. Siendo la política una competencia o guerra de ideas, programas, partidos y líderes, los principios de guerra pueden ser adaptados a una campaña política. Los principios de guerra adaptados a Puerto Rico son:

AUPE

AUPE

1. OBJETIVOS: Tenemos que establecer claramente los objetivos a largo plazo aquello que aspiramos, lograr un Puerto Rico Mejor, y todas nuestras acciones deben de dirigirse a lograr dicho fin. A corto plazo debemos planificar las elecciones, pero para lograr el triunfo debemos preparar un calendario de actividades día por día, semana por semana y mes por mes. El primer mes planificar lo que cada persona, comité y nivel debe hacer desde ahora hasta las elecciones aporten al Plebiscito y a las elecciones. Por ejemplo, en el segundo mes es importante para que cada Comité de Barrio o Sector deba tener su casa Club en un solar que le presten o en el garaje de una casa. En el tercer mes, cada comité de Barrio debe tener un equipo de altoparlantes, tener seleccionados los comités de trabajo, iniciar las caminatas, tertulias y preparar el programa a ofrecer al electorado. Para el cuarto mes deben de haber recaudado $20,000.00, el trabajo electoral debe haberse practicado, tener el listado de los funcionarios de Colegio, comenzar las instrucciones y comenzar la distribución del material de campaña casa a casa. Estas y otras actividades, mes a mes, semana a semana, día a día, deben de planificarse en reuniones, ponerse por escrito y supervisar su realización. Debemos imponernos a alcanzar los objetivos a corto plazo. Sin objetivos, no se puede planificar, sin objetivos no podremos in­formar a todos los colaboradores la labor que cada cual debe de realizar. Hay que establecer, definir claramente y por escrito los objetivos lo antes posible, que sean realizables y se le informen a só1o aquellas personas que sea necesario y conveniente.

Entre los objetivos más importantes de una campaña política es la forma de mantener los votos de nuestros correligionarios, pero el mayor énfasis debe de ser la forma en que lograremos el voto de los indecisos y de aquellos que, aunque de otros Partidos, por sus intereses, por amistad, por sus ideas, pueden ser atraídos a votar por nosotros. Por ejemplo, hay populares que por más ofrecimientos y obras que realicemos y les presentamos, nunca habrán de votar con nosotros; pero la gran mayoría, si les presentamos proyectos, programas, buenos candidatos, de forma que entiendan son los mejores, votaran con nosotros.

2. OFENSIVA: Para lograr los objetivos, hace falta la acción, que se coordinen adecuadamente todos los recursos económicos, materiales y humanos disponibles para dirigirlos a realizar los objetivos y para eliminar los obstáculos que presente el adversario, demostrando en todo momento y en todo lo posible de que somos mejores que el adversario. La ofensiva en política es hacer campaña, contestar ataques, neutralizar los líderes del adversario con argumentos, aclarar conceptos, defender las obras realizadas, prometer las obras a realizarse, ir a la Radio, Prensa y Televisión; presentar mejor las ideas y los me­jores candidatos al electorado. Estar en la ofensiva es presentar programas de radio y televisión bien producidos, repetir más los issues de campaña, ser más efectivos en cada actividad que realicemos, hacer mejor la campaña en el mayor número de aspectos en comparación al adversario. La ofensiva es hacer que el adversario este lo más posible a la ofensiva. Estar a la ofensiva es hacer más campaña, que cada actividad sea exitosa, que con creatividad e imaginación celebremos actividades mas exitosas, que el adversario. Que el electorado prefiera y reconozca como mejores nuestros objetivos, planes, proyectos y candidatos. No se puede ganar sin estar a la ofensiva en todos los niveles y por todos los candidatos.

3. SIMPLICIDAD: Para poder realizar los planes, estos tienen que escribirse en forma clara, concisa, comprensible por todos. Para poder coordinar los esfuerzos de todos los líderes voluntarios, miembros de los comités de Barrios o Sectores, Candidatos, miembros de los comités de trabajo, y otros, los objetivos y planes deben de poderse explicar claramente y divulgarse ampliamente, con simplicidad. El use del equipo, materiales de campaña, actividades, deben de hacerse de una forma simple, fácil de realizarse. Un itinerario irrealizable, o un “bumper sticker” que no pegue, carecen de simplicidad.

4. MASIVIDAD: Concentración de fuerzas, de todos los recursos de la campaña en el momento, condiciones y sitios apropiados. Hay actividades en la campaña en que deben de utilizarse todas las fuerzas, recursos humanos, materiales, económicos, y de equipo para lograr el mayor éxito posible en una actividad en particular porque de ella depende mucho el triunfar. En la mayor parte de la campaña debemos encomendar a muchos colaboradores y comités el realizar diversas tareas, pero hay actividades como la de una concentración, la caminata del candidato a Gobernador, la última actividad de campaña o los asuntos electorales en el día de la elección, se debe utilizar todos los recursos y concentrarlos, canalizarlos masivamente para lograr el mayor impacto y éxito. Es también enfrentarnos al menor número de adversarios al mismo tiempo.

5. UNIDAD DE MANDO: Es tener todos los recursos de campaña bajo las órdenes de un sólo líder responsable. En las reuniones los participantes tienen la oportunidad de expresar libremente sus opiniones democráticamente, que se decida cómo se habrán de realizar los planes y actividades. Pero una vez se decidan los aspectos importantes, el encargado debe de dirigir toda la actividad. Todos deben de respetar al líder. En política se puede democráticamente cambiar al líder a través del proceso eleccionario. Lo que no se puede permitir es que en medio de una batalla un teniente desobedezca las instrucciones de un coronel, o un coronel desobedezca a un General. Cada cual tiene unas funciones que realizar, los colaboradores del partido deben de ser disciplinados y acatar las decisiones del Presidente de Barrio, de Precinto, Director de Distrito o Presidente Estatal. Debe haber unidad de mando, servir sin ser serviles, seguir las directrices de los líderes en los niveles que corresponda.

6. ECONOMIZAR RECURSOS: Utilizar los recursos humanos económicos, equipos y materiales en la forma más apropiada y efectiva posible. Utilizar bien el tiempo, las hojas sueltas colocar los anuncios a la hora que mas radioescuchas tenga la emisora, pasquines con escaleras para que no los quiten, pegar uno mismo los “bumper stickers”, hacer caminatas en sitios de mucha concentración de personas, dedicar la campaña a los indecisos, economizar los recursos. Usar ni menos ni más re­cursos que los necesarios. Si usamos menos no lograremos los objetivos, si usamos de más, podemos necesitarlos luego.

7. FLEXIBILIDAD: Todo plan al realizarse, se confronta con diversos inconvenientes y se debe de prever que al surgir dichos inconvenientes haya personas o dinero disponible adicional para resolver dicha situación. Un buen plan provee alternativas que los líderes tengan la autoridad suficiente como para hacer las decisiones que sean necesarias para realizar su encomienda. Siempre que sea posible, debe haber dos o más alto parlantes, automóviles, personas encargadas, etc. Llevar a cabo las actividades en sitios cerrados, o si uno no pudiera usarlos, tener otro sitio disponible. Si surgen problemas, se enmendaran los planes y adaptaran a las circunstancias, pero siempre que se logren los objetivos. Una vez señalada una actividad, tal como una caravana, mitin o tertulia, debe de realizarse aunque llueva, truene o relampaguee. Tener dos o más líderes para cada actividad evitara que se suspenda si uno se enfermara o no pudiera asistir

8. SORPRESA: Es atacar al adversario de manera y en el momento que menos espera. Un asesor político que ayudaba en la campaña de un incumbente contra un fuerte oposición estudió las opiniones de los favorecedores de la oposición, de ellos aprendió los issues que no les daba importancia o no le prestaban atención y que sus propios electores creían debían de realizarse. De esta forma enfatizo su campaña en aquellas promesas que los adeptos a la oposición interésaban y así conquisto sus votos en las elecciones. Sorpresa en política es realizar las actividades la campaña de la forma que el adversario no pueda contrarrestar. Es demostrarle al electorado que podemos ser mas activos, mas efectivo; que podremos realizar mejor y mayores obras para la comunidad porque somos más organizados y podemos estimular mayor colaboración de la comunidad; que somos más creativos, tenemos mayor iniciativa y que merecemos su confianza porque somos más confiables.

9. SEGURIDAD: – Es guardar la retaguardia, planificar la retirada, es prever lo que el adversario hará o dirá cuando le presentemos un proyecto o ataque. Es no arriesgarlo todo en una batalla, pues lo importante es ganar la guerra. Es no dividir nuestras huestes por atacar al adversario. Es ser precavido, no ser demasiado arriesgado, cuidar la imagen y prestigio del partido y de nuestros candidatos. Es preservar nuestros recursos, coordinar los esfuerzos, desarrollar la mayor actividad, el “peak” de la campaña o su mayor entusiasmo y favor del electorado, para el die de las elecciones. Es como en el boxeo, donde el boxeador no debe aspirar ganar todos los asaltos, sino ganar la pelea. O en una carrera de 5,000 metros, en donde el corredor tiene que empezar suave para reservar sus mayores fuerzas para el final de la carrera. Recordar que los del PPD usan la mentira espectacular a último momento (Lea a Joseph Napolitan), para eso hay que educar a nuestro electorado con la verdad.

La guerra, como los deportes, como la política, es una competencia, donde alguien gana y alguien pierde. Triunfa en la política el que más trabaja, mejores ideas tenga y las presente en la forma más clara, precise, sencilla, aceptable posible. Pero las ideas, aunque sean las mejores, necesitan de la organización, de la planificación, de los fondos para hacer la campaña y darlas a conocer. Del número de personas, recursos materiales, económicos, equipos que podamos estimular, motivar, coordinar y dirigir al objetivo común, triunfar en las elecciones.

 

Marcha En Contra de los Aumentos y Abusos