Desangrados los suplidores del ELA – El AGaPodesastre se Incrementa y Tras Tres 1/2 Años someten Propuesta Irrizoria

Desangrados los suplidores del ELA

Empresas, comercios y cientos de familias sienten en sus bolsillos la falta de pagos por servicios y bienes prestados al gobierno

deu

SUMINISTRADA
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO4:02 am

Ni las líneas de crédito y ni el capital propio están siendo suficientes para que los suplidores que sirven bienes y servicios al gobierno de Puerto Rico puedan darle continuidad a sus operaciones, asegurando que en un término de tiempo muy corto, las quiebras y los cierres de muchas de estas compañías será una realidad concreta.

Acorde con varios suplidores entrevistados por este rotativo, que rehusaron se les identifique por temor a represalias o perjudicar su relación con empleados y otros clientes, dijeron que las líneas de crédito ya las han tenido que llevar al máximo, lo que cierra esa puerta, y se han visto en la obligación de utilizar el caudal privado, el cual igualmente lo han llevado a su final. Esto pone en riesgo no solo sus negocios, sino la estabilidad de sus familias.

Uno de los suplidores aseguró que su empresa contaba con 73 empleados. Al momento, la deuda contraída con ellos por parte del gobierno asciende a cerca de $1 millón, tras seis meses de no recibir pago alguno. En ese tiempo, hizo uso de su línea de crédito y cuando llegó al límite, empezó a utilizar de sus fondos personales para mantener la operación y el pago a sus empleados. Confesó que esto igualmente se agotó y tuvo que reducir a menos de la mitad el número de empleados y recortar horarios a otros.

Malgastos Sin Obras del PPD en Medio Siglo - Por qué AGP no cancela los Miles de Contratos a sus Anaudicistas?

Malgastos Sin Obras del PPD en Medio Siglo – Por qué AGP no cancela los Miles de Contratos a sus Anaudicistas?

El empresario, en tono afectado, señaló que esta estrategia lo ha conducido a no poder ofrecer el servicio de calidad al que tenía acostumbrado a sus otros clientes, por lo que ha perdido otros contratos, ya que el poco personal que retuvo está cargado de tareas. “No puedo pagar y nadie trabaja de gratis. Si ves mi realidad, de manera indirecta el gobierno ha expropiado mi negocio. De no recibir algo de paga en los próximos días, tendré que optar por la quiebra, dejando en la calle el otro grupo de empleados y más aún buscar opciones para seguir adelante para poder cumplir con mis obligaciones personales. Yo tengo casa, familia y deudas personales que tengo que cumplir. Lo que ahora relativamente no tengo es negocio y dinero para satisfacer ni la necesidad del negocio ni la de mi familia”, sentenció.

El suplidor agregó, que en esta jugada no solo se afectó su negocio y sus empleados, sino que decenas de suplidores que le sirven a su negocio también confrontan problemas, porque no les ha podido cumplir cabalmente en sus pagos, lo que extiende su deuda, tanto personal como profesional.

Esta historia no es exclusiva de este comerciante, es el pan nuestro de cada día en muchos negocios del país que veían al Gobierno como su principal puerta de crecimiento. Asimismo, quedó revelado que el rostro del suplidor gubernamental no se limita a grandes o pequeños, sino que es extensivo tanto a empresarios como empresarias, que se las juegan todas por intentar prevalecer en el entorno económico.

Según consta en la revisión del plan fiscal y económico publicado por el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), se detalla que la deuda con suplidores creció de $1,700 millones en junio de 2015 a $1,800 millones en diciembre de ese mismo año.

En los últimos meses, múltiples contratistas han amenazado con paralizar la provisión de alimento a los reos, las terapias a los niños y niñas de educación especial, la gasolina a la flota vehicular del gobierno, así como el mantenimiento a la infraestructura de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), entre otros, debido a deudas millonarias de las distintas dependencias gubernamentales. Sin embargo, los suplidores son muchos más que esos, se trata de los que ofrecen adiestramientos, equipos, materiales, estudios, asesoría, entre otros, donde fungen tanto grandes como pequeños empresarios.

En este particular, Rubén Piñero, presidente del Centro Unido de Detallista (CUD), aceptó que no todo comerciante pequeño y mediano tiene la capacidad para poder aguantar el impago de un año de servicio, el cual ya fue prestado y no existe garantía inmediata de repago. Ante esta realidad, muchos de los miembros de su organización que ofrecen servicios al gobierno, se han visto obligados a reducir personal, reducir horas, acogerse a la protección de la Ley de Quiebras y otros estrictamente han cerrado operaciones. “Esto es bien inquietante por el efecto multiplicador que tiene en toda la economía. Ese empleado cesanteado tiene sus deudas, las cuales entonces no puede cumplir, afectando a un tercero y así sucesivamente. Se trata de un efecto dominó donde una vez cae uno caen todos”.

En opinión de la economista Heidi Calero, las moratorias en el pago a los suplidores generan un desencadenamiento, ya que al no pagarle al suplidor este no puede pagar a sus empleados, quien es una persona que paga hipoteca, auto, hace compras y demás. Al éste no poderlo hacer,  se desencadena una serie de eventos que redunda en un estancamiento mayor de la economía.

Ante esta tendencia, Calero no descarta que se seguirá viendo un crecimiento negativo de la economía, reposiciones de casas, moratoria en los financiamientos, menos compras en los comercios y menos adquisiciones de servicios. “Se trata de una reacción en cadena. Todo está entrelazado, nada en la economía está aislado. Hablar de $2,000 millones en una economía de $68,000 millones es muy significativo”.

Para el economista Antonio Rosado, la situación es inconcebible, ya que el gobierno viendo la tendencia alcista en la deuda,  no tuvo la capacidad de detener el patrón excesivo de gastos. “El gobierno no ha sabido organizar la casa y con su práctica ha afectado a miles de contratistas y suplidores. Se trata de una irresponsabilidad crasa, que ha repercutido en que muchos de Ileanexis Vera Rosado, EL VOCEROestos empresarios se vean obligados a cambiar sus modelos de negocios para poder continuar, dejando atrás despidos, reducción de jornada, retrasos en el pago a suplidores y líneas de crédito hasta el tope, con total incapacidad de poder tomar prestado”, analizó Rosado.

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.

Sobre la mesa un nuevo juego

Una propuesta con recortes que van desde 49% hasta 26% del intercambio de bonos, será presentada hoy a los acreedores para ofrecerles un mayor nivel de recuperación

Financial Markets Wall Street

AP
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO4:09 am

Una nueva oferta de intercambio de bonos –con dos modalidades- presentada a los acreedores del gobierno de Puerto Rico propone recortes (haircut) que van desde 49% hasta 26%, lo cual ofrece un nivel de recuperación mayor a lo que proponía la abortada propuesta divulgada a principios de año.

En la versión de enero, los recortes fluctuaban entre 30% y 60%, y desde que fue rechazada todavía el grupo asesor en reestructuración del gobierno, a cargo de Millstein & Co. y la firma Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, no han conseguido convencer a los principales acreedores.

La divulgación pública de la propuesta se hace luego de una semana de tropiezos en los intentos de diálogo entre el gobierno y los acreedores, donde los segundos rebasaron los acuerdos de no divulgación (non disclousure agreement) e hicieron públicas sus contrapropuestas. La reacción se avivó luego que el gobierno presentó un proyecto para habilitar una moratoria, que fue aprobada con escasa discusión en la legislatura y convertida en ley por el gobernador Alejandro García Padilla.

Con la nueva propuesta (presentada a los acreedores el 23 de marzo), la deuda apoyada en impuestos se podría reducir de $49.3 mil millones hasta $32.6 mil millones. La reestructuración es para toda la deuda, sin contar a la Autoridad de Energía Eléctrica y a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, que van en procesos separados.

Melba Acosta Febo, presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), defendió la negociación para todos los emisores al sostener que “no podemos negociar cantitos porque nos quedamos con una negociación que no resuelve”.

La mejor recuperación la ofrecen los bonos de las obligaciones generales (GO´s, por su siglas en inglés), los cuales han perdido hasta un 50% de valor, y ahora los negociadores ofrecen una recuperación de 74% y un recorte de 26%.

Mientras, la deuda de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), cuya fuente de repago son los recaudos del Impuesto de Ventas y Uso (IVU), propone la recuperación de un 57% y un recorte de 43%.

En el caso de los bonistas del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), el primero sobre el cual se activó la Ley de Moratoria de Emergencia y Rehabilitación Financiera de Puerto Rico y al que ya se le decretó estar en “periodo de emergencia”, llevan la peor parte con un recorte de 64% y una recuperación de 36%. Bonos del BGF ya se trafican a 15 centavos de dólar y se espera que esta semana esa curva continúe hacia la baja.

Jim Millstein, quien ayer participó en una mesa redonda junto al equipo económico del gobierno en el BGF en San Juan, dijo que se trata de una propuesta que puede ayudar en la recuperación económica de la Isla. Mientras, Richard J. Cooper, socio de Cleary Gottlieb, también presente en la conferencia con la prensa especializada en temas económicos, indicó que trabajaron para lograr un instrumento que fuera más robusto y que ofreciera mayor liquidez.

Ambos coincidieron en que si los acreedores aceptan la nueva propuesta, le daría a Puerto Rico el tiempo que necesita para implementar el Plan Fiscal y de Crecimiento Económico (FEGP, por sus siglas en inglés), al permitir “una reestructuración integral de la deuda”.

Cooper sostuvo que eso hará que se pueda prestar los servicios esenciales a los residentes de la Isla y pagar -entre otros- a los suplidores y contribuyentes.

La propuesta que surgió a partir de la rechazada anteriormente y que según los asesores del ELA consideró las inquietudes de los representantes de los bonistas, ofrece un intercambio de bonos por un “Capital Appreciation Bond” o por un Bono Base, cuyo pago es obligatorio y no según mejore la economía como se propuso en enero. Los intereses se pagarían desde el próximo año.

Millstein explicó que los bonistas residentes en Puerto Rico podrán optar por recibir el Bono Base a valor par, de largo vencimiento, a una tasa de interés del 2%.

Si todos los bonistas locales aceptan el intercambio por el Bono Base, entonces la deuda de $49.3 mil millones se llevaría a $27.8 mil millones, y en la otra alternativa, se generaría $1.7 mil millones en la nueva emisión de los Capital Appreciation Bonds. Además, los tenedores locales de ciertos bonos podrían recibir hasta $8 mil millones en Bonos Base a un 5% de rendimiento.

La propuesta contempla que se aumente el servicio anual de la deuda de $1.7 mil millones a $1.85 mil millones.

Periodista con 24 años de experiencia en la cobertura de temas económicos, política, tribunales y cultura en diferentes periódicos y revistas. Estudió periodismo en la Universidad del Sagrado Corazón e historia y cultura puertorriqueña en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y El Caribe.

______________________

{La JCF propuesta por el Congreso es porque está a ciegas, ya que AGP/PPD le esconde la realidad económica. Dejar Sin Efecto la Cosnstitución, leyes y obligaciones contractuales es Tiranía. Esta columna de Alameda demuestra que entre los economistas serios existe una total similitud en el AGaPoDesastre.}

BUSCAPIEManuel S. Almeida

por Manuel S. Almeida

💬0

T

T, de “tiranía”.

No diremos nada muy original, pero la repetición en política nunca está demás. La tiranía, ese abuso bestial de la gente por parte del poder, es algo que ya no debe buscarse en el uso descarado, transparente y excepcional por los que pudieran ejercer ese poder (los “tiranos”). Reviso, el descaro sigue siempre prevalente en potencia.

Por ejemplo, véase mientras escribimos esto cómo se barajea en el Congreso de los Estados Unidos la posibilidad de la imposición de una Junta Federal de Control Fiscal con poderes tales que devuelve la política de Puerto Rico a más de cien años atrás. Y véase como frente a ello el gobierno local, para lograr tener la capacidad de declarar una moratoria, no concibe mejor manera de hacerlo que la de proveer un armazón potencialmente tiránico al gobernador y la rama ejecutiva. Y reviso de nuevo, porque el descaro, la indignación, y la desfachatez, es sentida o se manifiesta en muchos pero hay tantos otros que incluso apoyan “conscientemente” estos posibles actos de tiranía.

Y es que de eso se trata. Que nadie se llame a engaño. La tiranía, la impunidad de los poderosos, la violencia, etc., era algo que si uno lee a los clásicos debiera darse o expresarse a través de la vía informal en la que no se respetan las normas, las reglas, las leyes, las convenciones y el poder sencillamente irrumpe y se impone.

No obstante, hoy día la tiranía no está al margen de la ley, no es una excepción al estado de derecho, no frustra la democracia realmente existente. Al contrario, el estado de derecho democrático-liberal es el esquema que en la práctica ha tendido a servir como subterfugio para que se hagan valer los actos tiránicos (del capital global, de la metrópoli, de las élites, de los políticos parasitarios, de los “expertos”). O, para decirlo de otra forma, la tiranía es ley. Pero además, la tiranía se ha hecho cultura, sentido común.

Hace falta un cortocircuito.